Súmate a la moda del autocultivo de setas con este kit de Amazon

Una caja diminuta que dará hasta tres cultivos diferentes.

Cuídalas, devóralas y vuelta a empezar.
Cuídalas, devóralas y vuelta a empezar.

Los hongos y las setas son uno de los productos más socorridos de nuestra gastronomía. Además de ser un alimento del todo saludable, se prestan a todo tipo de elaboraciones. Ya sean para carnes, arroces o pastas, a nadie amarga un buen champiñón. Por eso cada vez está más extendida la moda de cultivar nuestras propias setas en casa. ¿Cómo hacerlo? Muy sencillo: tan solo tienes que hacerte con este kit de autocultivo de Resetea y seguir las sencillas indicaciones del fabricante.

Se trata de un paquete de cartón que tiene en su interior una bolsa de micelio con sustrato de café. Lo único que tendremos que hacer es arrancar la ventana de la caja, hacer un corte en la bolsa y sumergirla en agua durante 24 o 36 horas. Después, deberemos volver a introducir la bolsa en la caja y humedecerla unas tres o cuatro veces al día con un aerosol. A los pocos días, empezarán a brotar las primeras setas. Cuando terminen de crecer, podremos volver a repetir el proceso unas dos o tres veces más.

Kit de autocultivo de setas.
Kit de autocultivo de setas. Amazon.

Es importante mantener la bolsa bien húmeda. Cuanto más fresco esté el sustrato, antes y mejor saldrán las setas. De hecho, también facilitará el brote de futuras cosechas. Si seguimos bien las indicaciones del fabricante, podremos tener unas tres cosechas diferentes que darán alrededor de 700 gramos de setas.

No es necesario poner el kit a fructificar nada más comprarlo, pero cuanto antes lo hagamos, mejor. En el lateral de la caja viene una fecha de consumo preferente que suele abarcar un plazo de un mes. Durante el tiempo que no actives el proceso, es recomendable guardar el kit en un lugar ventilado, fresco y en el que no incida la luz del sol. Si crees que va a pasar demasiado tiempo hasta que pongas a fructificar el micelio, lo mejor será guardarlo directamente en la nevera.

Se trata de unas condiciones que también tendremos que respetar una vez las setas empiecen a brotar. La temperatura óptima se encuentra entre los 16º y los 21º. Si vives en una zona especialmente calurosa y seca, tal vez debas humedecer más a menudo el micelio, pues al regar, disminuye ligeramente la temperatura del sustrato. En cuanto a la humedad relativa, entre el 80% y el 90% será lo ideal. También es importante que el lugar en el que guardemos el autocultivo esté bien ventilado. Al fin y al cabo, los hongos necesitan oxígeno para sobrevivir.

Cómo extraer las setas

¿Y cuándo deberemos extraer las setas? Según el fabricante, es una decisión que dependerá de nosotros. La marca recomienda extraerlas antes de que la campana de la seta empiece a curvarse, pues será el momento en el que empiece a generar esporas. Si vemos un polvillo blanco en la parte superior de las setas, tendremos que retirarlas cuanto antes. Cuando las setas crecen demasiado, la textura y el sabor pueden verse comprometidos.

A la hora de extraerlas, el fabricante recomienda arrancarlas de golpe con un movimiento de torsión; así será más fácil almacenarlas. Pero también podremos cortarlas una a una por la zona baja del tallo. Una vez crecidas las setas, se recomienda guardarlas en la nevera para frenar el proceso de crecimiento.

Cuando tengamos nuestras setas, tan solo quedará disfrutar de ellas y volver a repetir el proceso. Como decimos, si seguimos las indicaciones que se nos dan, podremos extraer hasta tres cultivos diferentes de setas. Eso sí, deberemos esperar aproximadamente 10 días para volver a empezar con el autocultivo.

Continúa leyendo