Los mejores espumadores de leche para conseguir un café suave y cremoso

Artilugios compactos y sencillos de utilizar que consiguen la espuma de un auténtico barista.

Los mejores espumadores de leche.
Hay modelos manuales o eléctricos, y todos convierten la leche en espuma en cuestión de segundos.

Si tú también crees que el café sabe mejor en una cafetería, probablemente sea por la espuma. Ese elemento que no mejora el sabor pero sí la experiencia de degustar un buen café. Pues que sepas que tú también puedes conseguir una espuma sedosa para tus cafés sin salir de casa.

Por eso te recomendamos la compra de un espumador de leche. Son aparatos compactos y sencillos de utilizar que convierten la leche en espuma en cuestión de segundos. Aunque modelos manuales, muchos de ellos son eléctricos. Los más cómodos, sin duda, ya que harán todo el trabajo por nosotros.

Nuestra recomendación – Espumador de leche Smeg

Qué espumador de leche comprar.
Espumador de leche Smeg. Amazon.

En la sección de Bazar de Muy Interesante hemos llevado a cabo una pequeña investigación, de la que deducimos que el mejor modelo es este de Smeg. También nos gusta mucho este otro de Severin, por su relación calidad-precio. Pero si quieres ahorrarte unos euros, no encontrarás mejor espumador que este de YiJiaoYun, ya que su precio es increíblemente económico.

Mejores espumadores de leche

Los mejores espumadores de leche.
Espumador de leche Severin SM 5383. Amazon.

Espumador de leche Severin SM 5383

Este espumador de leche de Severin no será muy distinto a cualquier hervidor de agua. Consiste en un recipiente en forma de jarra en la que introduciremos la leche. Con apretar el botón, tendremos lista nuestra espuma en cuestión de segundos.

De hecho, podremos calibrar la temperatura a la que queremos nuestra leche en función del punto de textura que busquemos. Además, será muy sencilla de limpiar, ya que es compatible con el lavavajillas.

Los mejores espumadores de leche.
Espumador de leche Zulay Kitchen. Amazon.

Espumador de leche Zulay Kitchen

Pero puede que busques un diseño más sencillo para tu espumador. Como es el caso de este de Zulay Kitchen, que consiste en una especie de batidora. Su uso es bien sencillo, ya que solo tendremos que batir la leche caliente en un recipiente para conseguir la textura deseada.

Por si fuera poco, el diseño de este espumador de leche no podría ser más compacto. Por tanto, no nos costará lo más mínimo encontrar acomodo para el aparato en cualquier lugar de nuestra cocina.

Qué espumador de leche comprar.
Espumador de leche Bonsen Kitchen. Amazon.

Espumador de leche Bonsen Kitchen

Pero si de verdad buscas una opción económica, deberías valorar la compra de este espumador de Bonsen Kitchen. El diseño consiste en una pequeña jarra de leche con una especie de bomba de mano que será la que convierte la leche en espuma.

De nuevo, se trata de un modelo tan compacto que apenas ocupará espacio. Y también es muy sencillo de utilizar, ya que tan solo tendremos que introducir la leche caliente y darle a la bomba de arriba a abajo.

¿Qué hemos tenido en cuenta en esta comparativa?

Aunque muchos de sus modelos son artilugios realmente sencillos, conviene atender a sus características más específicas para saber qué espumador de leche comprar:

  • Capacidad. Lo primero que deberás tener en cuenta es la capacidad del aparato. Hablando de espumadores de leche eléctrico, una capacidad 200 mililitros de leche y unos 100 de espuma, será más que suficiente. Piensa que la leche no se espuma en cantidades industriales, ya que no quedaría igual de bien.
  • Tipo. También debes saber que hay espumadores de leche eléctricos o manuales. Aunque todos son sencillos de utilizar, hay que reconocer que los modelos eléctricos son increíblemente cómodos, ya que harán todo el trabajo por nosotros.
  • Potencia. La potencia del aparato hablará de lo rápido que podrá espumar la leche. Lo más habitual es encontrar espumadores con 450 vatios de potencia, lo que permite espumar la leche en unos 30 segundos.
  • Dimensiones. A la hora de almacenarlo, también es recomendable atender a las dimensiones del aparato. La mayoría de modelos son bastante compactos, por lo que no nos costará lo más mínimo hacerles un hueco en nuestra cocina.

¿En qué consiste un espumador de leche y para qué se utiliza?

Un espumador de leche es un artilugio que se utiliza para convertir la leche en espuma para cafés, chocolates u otras bebidas a base de lácteos. Pueden ser manuales o eléctricos. Estos últimos son los más demandados, ya que harán todo el trabajo por nosotros.

Razones por las que comprar un espumador de leche

Y si aún no tienes claro que debas comprar un espumador de leche, es porque no conoces las múltiples razones que tienes para ello. Aquí te explicamos las más evidentes:

  • Apenas ocupa espacio. La gran mayoría de espumadores de leche tienen unas dimensiones del todo compactas. De este modo, no nos costará demasiado guardarlos y almacenarlos en cualquier lugar de nuestra cocina.
  • Económico. Por otro lado, debes saber que los espumadores de leche son aparatos tremendamente económicos. Todavía más, teniendo en cuenta los resultados que ofrece.
  • Fácil de utilizar. Por si fuera poco, estos artilugios son muy sencillos de utilizar. Y si te haces con un modelo eléctrico, ya ni te contamos. Tan solo tendrás que introducir la leche y darle al botón.
  • Rápido. Sin necesidad de una potencia desmedida, los espumadores de leche son capaces de convertir la leche en espuma en unos 30 segundos.
  • Fácil de limpiar. Y si te preocupa la limpieza del espumador, que sepas que es muy sencilla. Tan solo tendrás que retirar un par de piezas desmontables y limpiarlo con un paño húmedo.
  • Versátiles. Además de café, estos aparatos pueden espumar leche para chocolates y muchas otras bebidas a base de lácteos.

Tipos de espumadores de leche

Si has tenido la oportunidad de ojear algún catálogo, habrás visto que existen varios tipos de espumadores de leche distintos. La principal diferencia radica en si son eléctricos o no:

  • Espumador de leche manual. Los espumadores de leche de toda la vida son manuales. Es decir: requieren de nuestra fuerza para poder convertir la leche en espuma. Se trata de un recipiente con un émbolo que moveremos para crear la espuma.
  • Espumador de leche eléctrico. Los modelos más demandados son los eléctricos, ya que nos ahorran todo el trabajo. Son como una especie de termos en los que introduciremos la leche. Con darle al botón, la máquina se pondrá manos a la obra para darnos la mejor espuma en cuestión de segundos.
  • Espumador de leche de mano. Estos modelos están a medio camino de los manuales y los eléctricos. Funciona como si fuese una batidora de mano, por lo que requerirá nuestra fuerza de trabajo. Sin embargo, funcionan con energía eléctrica, por lo que no nos darán tanto trabajo como los modelos manuales.
Qué espumador de leche comprar.
Con un espumador de leche se pueden hacer verdaderas virguerías.

Cómo utilizar un espumador de leche

Ya te advertimos de que utilizar un espumador de leche es tremendamente sencillo. Aunque deberás atender al tipo de espumador que tienes para hacer un buen uso de él:

Espumador de leche manual

Los espumadores de leche manuales necesitarán nuestra propia fuerza. Introduciremos la leche en el recipiente y moveremos el émbolo con la mano hasta conseguir la textura deseada.

Espumador de leche eléctrico

Los modelos eléctricos son todavía más sencillos de usar. Tan solo tendremos que introducir la leche en el recipiente y apretar el botón. En cuestión de segundos, conseguiremos la espuma para nuestro café.

Espumador de leche de mano

Para los espumadores de mano tendremos que hacer un poco lo mismo: introducir la leche y darle al cabezal. Lo colocaremos a un centímetro de la base del recipiente y lo activaremos a baja potencia. Poco a poco, iremos aumentando la potencia hasta conseguir la textura que más nos convenga.

Limpieza y mantenimiento de un espumador de leche

Por otro lado, debes saber que la limpieza y mantenimiento de un espumador de leche es fundamental. Pero no te preocupes, porque no te llevará más que unos pocos minutos:

  • Desenchufa el espumador. Si tienes un modelo eléctrico, lo primero que deberás hacer es desenchufar el aparato.
  • Retira las piezas extraíbles. Antes de seguir, deberás retirar las piezas extraíbles de tu espumador. No son demasiadas. Por lo general, una espiral desmontable y poco más, la cual deberás limpiar a mano.
  • Limpia con un paño húmedo. Para limpiar el interior del recipiente, te bastará con pasar un trapo húmedo.
  • Seca todas las piezas. Cuando hayas terminado, seca el recipiente y el resto de piezas y vuélvelas a colocar en su sitio.

Qué tipo de leche utilizar con nuestro espumador

Seguramente te estés preguntando qué tipos de leche son más aptas para utilizar en un espumador. Más allá de su origen animal o vegetal, lo cierto es que todos los tipos de leche son susceptibles de convertirse en espuma:

  • Leche entera. Seguramente, un barista italiano te diría que la mejor leche para espumar es la entera. Pues bien, lo cierto es que no es del todo así. Podrás conseguirlo, pero debes saber que la leche entera es la que más cuesta espumar, debido a su alto nivel de grasa.
  • Leche semi-desnatada. Las leches semi-desnatadas serán mucho más sencillas de espumar.
  • Leche desnatada. Y aunque las desnatadas son las más inestables al tener un alto porcentaje de agua, lo cierto es que son las que más rápido se convierten en espuma.
  • Leches vegetales. Por otro lado, las leches vegetales también se pueden espumar. Al igual que con las de origen animal, el nivel de grasa hará que sea más sencillo o más complicado espumarla.

¿Qué bebidas puedo preparar con un espumador de leche?

Por lo general, los espumadores de leche están pensados para el café en cualquiera de sus formas. Con leche, capuchino, macchiatos, cortados... Pero la verdad es que también nos valdrá para muchas otras bebidas a base de lácteos como son el chocolate o los batidos.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo