Los mejores dispensadores de agua para mantenerse hidratado

Los beneficios de estar hidratado son incontables: ayuda a que el cuerpo libere toxinas, evita la retención de líquidos, regula la temperatura y mucho más.

Los mejores dispensadores de agua.
La variedad de modelos y tamaños es casi infinita.

Hidratarse es algo muy importante y que rara vez tenemos en cuenta. Sobre todo en los meses más calurosos del año. Por eso es recomendable tener a mano un dispensador de agua que te la suministre en condiciones óptimas para beberla.

Nosotros creemos que deberías hacerte con uno, principalmente, por la comodidad. Muchas veces dejamos de hidratarnos por pura pereza, porque no tenemos agua fresca a mano. Pero con uno de estos dispensadores no tendrás excusa.

Nuestra recomendación – Dispensador de agua Sogo

Qué dispensador de agua comprar.
Dispensador de agua Sogo. Amazon.

En la sección de Bazar de Muy Interesante nos ha picado el gusanillo, así que nos hemos puesto a investigar. Y llegamos a la conclusión de que el mejor dispensador de agua es este de la marca Sogo. También nos ha llamado mucho la atención este otro modelo de Jocca, por su relación calidad-precio. Pero puestos a ahorrarnos unos euros, nada mejor que este dispensador de UNO, que es increíblemente económico.

De todas formas, aquí te dejamos nuestra comparativa de los mejores dispensadores de agua. En ella encontrarás todas las herrmientas y consejos necesarios para no pagar de más y comprar justo aquello que necesitas.

Los mejores dispensadores de agua

Los mejores dispensadores de agua.
Dispensador de agua Bastilipo. Amazon.

Dispensador de agua Bastilipo

Si buscas un dispensador de agua de gran capacidad, este de Bastilipo será una de tus mejores opciones. Mayormente, porque no es algo que se traduzca en un aparato de excesivo tamaño.

Incluso si vas justo de espacio en casa o en la oficina, este dispensador de agua encuentra el equilibrio perfecto entre dimensiones y capacidad.

Qué dispensador de agua comprar.
Dispensador de agua Orbegozo. Amazon.

Dispensador de agua Orbegozo

Otro dispensador de agua con el que nunca fallarás es con este de Orbegozo. También tiene 7 litros de capacidad y sus dimensiones son muy parecidas. Es decir: que no ocupará demasiado espacio.

Por otro lado, este dispensador enfriará el agua en un tiempo récord. Y por si fuera poco, será muy sencillo de limpiar.

El mejor dispensador de agua.
Dispensador de agua Kikc. Amazon.

Dispensador de agua Kikc

Pero si lo último que quieres es complicarte, puedes hacerte con este dispensador de Kick. No necesitarás instalar ningún aparato en ninguna parte, solo insertar este dispensador en la boca de la garrafa que vayas a beber.

Con solo apretar un botón, la garrafa nos dispensará el agua como si de una fuente se tratase. Y sí, el agua estará bien fría para poder beberla en cualquier momento.

Qué dispensador de agua comprar.
Dispensador de agua universal B&F. Amazon.

Dispensador de agua universal B&F

Y si quieres ir más allá y, además, ahorrarte unos euros, este dispensador de agua universal de B&F puede ser una gran opción. El funcionamiento viene a ser un poco el mismo: colocar el dispensador en la boca de la garrafa.

De hecho, este dispensador será tan versátil que podrás utilizarlo también botellas de 2, 3, 4, 5, 6 y 8 litros.

Criterios para elegir un dispensador de agua top

Aunque creas que no es más que un aparato que suministra agua fría, lo cierto es que un dispensador de agua es mucho más. Por eso debes fijarte bien en sus especificaciones técnicas, para saber elegir el modelo que mejor se ajusta a tus necesidades:

  • Tipo. Como verás más adelante, existen diferentes tipos de dispensador en función de cómo insertar la fuente de agua. Desde los clásicos dispensadores que necesitan una garrafa en la parte superior hasta los que van conectados directamente a la toma de agua de la casa. La variedad es muy amplia y deberás tomarte tu tiempo en este sentido.
  • Fugas. No hay nada peor que encontrar una fuga en nuestro dispensador. Bueno, sí: encontrarse un charco de agua en medio de la cocina. Por eso debes comprar un dispensador a prueba de fugas, ya que es el principal mal que podremos sufrir con uno de estos aparatos.
  • Seguro. En caso de tener niños o mascotas en casa, tal vez te convenga un modelo que cuente con un seguro para que no se pueda abrir el grifo tan fácilmente. No todos los dispensadores de agua vienen con esta opción, así que deberás fijarte en las especificaciones que indica del fabricante.
  • Sabor. Ya sabes que el agua puede coger olores y sabores muy fácilmente. Por eso siempre son preferibles los dispensadores con depósito de acero inoxidable, porque no afectará al sabor del agua.
  • Auto-limpieza. Si no quieres limpiar a mano tu dispensador de agua, tal vez te interese un modelo que incluya una función de auto-limpieza. Es vital mantener el tanque bien limpio, para evitar que el agua agarre ciertas bacterias, así como olores o sabores desagradables. Pero si tu dispensador es capaz de limpiarse él solo, pues mejor que mejor.
  • Temperatura. Si compramos un dispensador de agua es para que nos la suministre bien fría o bien caliente –según la situación–. Deberás fijarte en la especificaciones del fabricante para conocer qué temperaturas podrá alcanzar el agua en del dispensador.
  • Ruido. Algunos dispensadores de agua tienen la desventaja de ser algo ruidosos. Pero muchos modelos actuales han solucionado este problema. Aunque tengas que rascarte un poco más el bolsillo, te recomendamos que te hagas con un modelo silencioso. Con el tiempo, lo agradecerás.
  • Tamaño. El tamaño del dispensador también es fundamental. Ya no solo respecto a su capacidad, que también; sino por el espacio que puedas tener disponible en tu casa.
  • Eficiencia energética. Como estos aparatos están constantemente conectados a la red eléctrica, más nos valdrá que nuestro dispensador sea eficiente desde el punto de vista energético. Aunque tengas que pagar un poco más, valdrá la pena un modelo eficiente, porque ahorrarás mucho más dinero en cada factura de la luz.

¿Qué es un dispensador de agua?

Un dispensador de agua es un aparato que suministra agua a la temperatura que deseemos. Sería algo así como una fuente que podremos instalar tanto en casa como en la oficina.

Es muy útil porque, como utilizaremos agua embotellada, tendremos siempre a mano agua en condiciones óptimas para beber. De este modo, podremos estar hidratados en todo momento, algo que muchas veces se nos olvida.

Razones para comprar un dispensador de agua

Si aún no tienes del todo claro que necesites un dispensador de agua, prueba a leer estas sencillas razones, porque podrías cambiar de opinión:

  • Porque quieres mantenerte hidratado. Los beneficios para la salud que proporciona mantenerse hidratado en todo momento son incuestionables. Nos ayudan a liberar toxinas, evitar la retención de líquidos y muchos otros beneficios. Y con un dispensador de agua, será imposible no mantenerse hidratado.
  • Porque podremos controlar la temperatura del agua. Una de las grandes ventajas de todo dispensador es que el agua estará siempre en condiciones óptimas para beberla. Y dará igual la estación del año y el tiempo que haga, ya que podremos regular la temperatura del agua cómodamente.
  • Porque son cómodos. Muchas veces dejamos de hidratarnos porque no tenemos agua lo suficientemente fría y nos da pereza enfriarla en la nevera. Pero nunca más tendrás esos problemas con un dispensador de agua, ya que siempre tendrás a mano agua fresca y de calidad.
  • Porque son económicos. En contra de lo que mucha gente piensa, los dispensadores de agua son muy económicos. Como con todo, siempre podremos acceder a gamas más altas que nos exigirán una gran inversión. Pero debes saber que puedes hacerte con uno de estos aparatos sin tener que vaciarte la cartera.
El mejor dispensador de agua.
Los dispensadores de agua se pueden instalar tanto en el hogar como en oficinas y otros centros de trabajo.

Tipos de dispensadores de agua

Aunque no lo creas, hay muchos tipos de dispensadores de agua distintos. Centrándonos en la fuente de agua, tenemos estas clases de dispensadores:

  • Sin botella. Estos dispensadores van conectados directamente a la toma de agua de tu casa. Son muy útiles, ya que no tendremos que andar pendientes de cambiar la botella o la garrafa.
  • Con botella. Los dispensadores con botella son muy recomendables para hogares pequeños u oficinas de dimensiones reducidas. Tendrás que cambiar la botella una vez se quede sin agua, pero será mucho más sencillo que con los modelos que funcionan con garrafa.
  • De pared. Son muy parecidos a los modelos sin botella, porque van conectados a la toma de agua de la casa. Sin embargo, cuentan con funciones de purificación del agua que pueden resultar muy útiles. Serían los más parecidos a una fuente doméstica.
  • De carga inferior. Muchos dispensadores llevan la carga de agua en la parte inferior, generalmente, en una garrafa.
  • De carga superior. Estos son los dispensadores de agua que todos tenemos en la cabeza, los que llevan una garrafa invertida en la parte superior.

¿Cómo enfría el agua un dispensador?

A la hora de enfriar el agua, el funcionamiento de un dispensador no es muy distinto al de cualquier frigorífico.

Gracias a un compresor, el aire se comprime, valga la redundancia, para que pueda circular por las tuberías, donde se enfría hasta convertirse en líquido. El líquido pasa por una válvula de expansión, donde se evapora, generando una caída súbita de la presión y de la temperatura.

Por último, el gas, que se encuentra en el evaporador, consume el calor que haya en el tanque de agua para que esta pase a estar fría.

Por otro lado, hay dispensadores que también son capaces de calentar el agua, solo que utilizan un depósito aparte para estos fines.

Mantenimiento y limpieza de un dispensador de agua

Como comprenderás, la limpieza y mantenimiento de nuestro dispensador de agua será fundamental. Piensa que el agua tienda a coger sabores y olores muy fácilmente, además de ser un hábitat perfecto para ciertas bacterias.

Aunque muchos modelos cuentan con función de auto-limpieza, que sepas que también puedes hacerlo por ti mismo. Tan solo tendrás que retirar la botella o garrafa y abrir el depósito por la parte trasera. Desmonta todas las partes de plástico del interior y coloca una jarra bajo las boquillas.

A partir de ahí, solo tendrás que hacer pasar unos 8-10 litros de agua por todo el sistema hasta que lleguen a la jarra y ya tendrás limpio tu dispensador.

En cualquier caso, te recomendamos que eches un vistazo al manual de instrucciones, porque siempre puede venir algún consejo útil por parte del fabricante.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo