Vídeo de la semana

Las mejores placas vitrocerámicas de inducción para tu cocina

La placa de inducción es toda una revolución en nuestras cocinas. Descubre cuáles son las mejor valoradas por los usuarios y las ventajas frente a una cocina de vitrocerámica

Más rápidas, más seguras y más fáciles de limpiar.
Más rápidas, más seguras y más fáciles de limpiar.

Las placas vitrocerámicas de inducción elevan al máximo nivel el funcionamiento de una cocina. Su mayor rapidez y su sencillez a la hora de limpiarlas las convierten en una alternativa cada vez más real para los fuegos de cocina convencionales.

Por si fuera poco, las placas de inducción consumen menos energía, gestionando de una mejor forma sus elevadas temperaturas. De este modo, los alimentos no se quedarán pegados a la vitrocerámica como siempre ocurre. Apenas necesitaremos quitagrasas ni rascadores para mantener nuestra cocina impoluta.

Si tú también estás pensando en hacerte con una placa vitrocerámica de inducción para tu cocina, te recomendamos que estudies esta guía de compra que hemos preparado para ti. No pierdas tiempo y, sobre todo, no gastes dinero tontamente.

¿Cuál son las mejores placas de inducción?

Placa de inducción Bosch Serie 8.
Bosch Serie 8. Amazon.

Placa de inducción Bosch Serie 8

Es complicado que un electrodoméstico de la marca Bosch no respete sus estándares de calidad. Un estándar que alcanza su máxima expresión con esta Bosch Serie 8. Su sistema de regulación de temperatura y temporizador hará que su uso sea tan sencillo como efectivo.

Vitrocerámica de inducción Siemens EX675LJC1E.
Siemens EX675LJC1E. Amazon.

Vitrocerámica de inducción Siemens EX675LJC1E

Si eres de aquellos despistados que acaban con la comida requemada, necesitas esta placa de inducción de Siemens. Cuenta con el sistema conocido como Frying Sensor, que controlará la temperatura de nuestros fritos para que no se pasen. Además, puede alcanzar hasta 17 niveles de calor distintos. Casi nada.

Vitro de inducción AEG IKE84441XB.
AEG IKE84441XB. Amazon.

Vitro de inducción AEG IKE84441XB

Con tres fogones que se adaptan a las dimensiones de cualquier pieza de nuestro menaje, esta placa de inducción de AEG no podría ser más versátil. Además de un diseño fácil e intuitivo, controlará el tiempo y la temperatura de cada una de nuestras elaboraciones.

Placa de inducción Balay 3EB865FR.
Balay 3EB865FR. Amazon.

Placa de inducción Balay 3EB865FR

Esta vitro de inducción de Balay se caracteriza por las grandes dimensiones de sus calentadores. Cuenta con tres fuegos que soportarán hasta las ollas más grandes. Si necesitas preparar comida para un regimiento, esta placa de inducción está hecha para ti. Y si quieres acelerar algún proceso, podrás hacerlo gracias a su función sprint.

Vitrocerámica de inducción Bosch PXV845FC1E.
Bosch PXV845FC1E. Amazon.

Vitrocerámica de inducción Bosch PXV845FC1E

Si te preocupa la seguridad de los más pequeños cuando corretean por la cocina, esta vitrocerámica de Bosch será la solución. Cuenta con un sistema de apagado automático cuando ya no la estemos usando, además de un bloqueo especial para niños. Cocina rico, rápido y de forma segura.

Placa de inducción Sauter SPI4360B.
Sauter SPI4360B. Amazon.

Placa de inducción Sauter SPI4360B

Este modelo de Sauter te permitirá cocinar con un menaje especialmente grande. Cuenta con tres fogones de alta temperatura, aunque, uno de ellos, cuenta con un sistema de doble calentamiento. Por tanto, podremos definir el tramo de temperatura y superficie a calentar, lo que se traduce en una gran versatilidad en la cocina.

Vitro de inducción Siemens EH651FDC1E.
Siemens EH651FDC1E. Amazon.

Vitro de inducción Siemens EH651FDC1E

Y si la placa de Sauter no te parece de suficiente, prueba esta de Siemens. Su fogón mayor cuenta hasta con tres tramos distintos de superficie y temperatura. Si te consideras un cocinillas, tal vez esta vitrocerámica de inducción sea una buena opción. También cuenta con funciones de temporizador y calentado ultrarrápido.

Placa de inducción AEG IKE84441XB.
AEG IKE84441XB. Amazon.

Placa de inducción AEG IKE84441XB

Cuando decimos que las placas de inducción indican la llegada del futuro, nos referimos a modelos como este de AEG. Sus más de 7000 vatios de potencia nos garantizan un cocinado de calidad. Además, las zonas de calentamiento se ajustan a cualquier tipo de dimensión que puedan tener nuestras sartenes, ollas y demás utensilios de cocina. Sin duda, una de las vitros de inducción más versátiles del mercado.

Placa de inducción Neff NBK 5820.
Neff NBK 5820. Amazon.

Placa de inducción Neff NBK 5820

Si eres de esos cocinillas que necesitas a mano la mayor cantidad de fuegos posibles, esta vitrocerámica está hecha para ti. El modelo Neff NVK 5820 nos permitirá cocinar una gran cantidad de elaboraciones al mismo tiempo gracias a sus cinco calentadores. Como veis, no es algo de lo que todas las placas de inducción puedan presumir.

Vitrocerámica de inducción AEG IKE64450XB.
AEG IKE64450XB. Amazon.

Vitrocerámica de inducción AEG IKE64450XB

Como el anterior modelo nos ha gustado tanto, también te recomendamos este otro de la misma marca. Vuelve a sorprender por sus fogones adaptables a distintas dimensiones. También está preparada para evitar arañazos y manchas comprometidas. Como decimos, la comida nunca se quedará pegada al calor de la vitro, por lo que limpiarla no podría ser más sencillo.

¿Qué es una placa vitrocerámica de inducción?

Una vitrocerámica de inducción es una placa de vidrio que con una serie de fogones que se calientan por medio de un campo magnético. De esta forma, las piezas de menaje como los cazos, ollas y sartenes se calentarán al entrar en contacto con ellos. De hecho, lo harán mucho más rápido que con una cocina de toda la vida, por lo que podremos cocinar nuestros alimentos en una menor cantidad de tiempo.

¿Qué hay que tener en cuenta para comprar una placa de inducción?

Si todavía te estás preguntando si realmente una placa vitrocerámica de inducción merece la pena, tal vez debas comprobar las ventajas que conllevan. Estos son los factores más determinantes a la hora de hacerse con una nueva cocina:

  • Rapidez. Si en algo destacan estas vitrocerámicas es en su rapidez. Los campos magnéticos que calientan los fogones funcionan mucho más rápido que las cocinas eléctricas o de gas butano. Por tanto, estas placas de inducción serán ideales para quienes vayan con el tiempo justo.
  • Ahorro. Como decimos, el generador de calor de estos aparatos es un campo magnético, por lo que supone un consumo bastante menor de energía que los sistemas de calentamiento convencionales.
  • Limpieza. Uno de los principales engorros a la hora de cocinar es limpiar la placa al terminar. Aunque es lo que te recomendamos, debes saber que, con estas vitros de inducción, no tendrás más que pasar un trapo húmedo.
  • Seguridad. Si te preocupa que los más pequeños puedan hacerse daño, que sepas que estas placas de inducción permanecen frías aunque estén encendidas. De hecho, muchas cuentan con sistemas de control de la temperatura para evitar sobrecalentamientos.
Estudia bien las características de la vitrocerámica antes de comprar.
Estudia bien las características de la vitrocerámica antes de comprar.

¿Qué tipos de placas de inducción hay?

Ahora que ya sabes que lo que necesitas es uno de estos electrodomésticos, aquí te dejamos una serie de características básicas que determinará el tipo de vitrocerámica que buscas. Estúdialas con calma y descubre qué placa de inducción comprar.

  • Potencia. Como en toda cocina, cada fuego tendrá una potencia determinada. Es algo a tener en cuenta, aunque lo realmente importante son los distintos tramos de temperatura que pueda tener cada uno. Cuantos más, mejor, ya que podremos ajustar mucho mejor el calor que damos a nuestros alimentos.
  • Tamaño. Por lo general, una placa vitrocerámica de inducción medirá entre los 60, 70, 80 o 90 cm. Deberás pensarlo en función del espacio disponible en tu cocina. Y como cabe de esperar, el tamaño de la placa determinará el número de calentadores que tiene.
  • Cantidad de fuegos. Como decimos, a mayor tamaño de la vitro, mayor cantidad de fuegos. Lo normal es que estas placas cuenten con dos, tres o cuatro calentadores. Nosotros te recomendamos una de cuatro, pues, tarde o temprano, terminarás necesitándolos.
  • Temporizador. Una de las ventajas de este tipo de cocinas es su función de temporizador. No solo se apagará la placa cuando se lo pidamos, si no que se encenderá también a la hora programada. De este modo, podremos dejar lista un buen número de elaboraciones sencillas que no necesitan nuestra supervisión.
  • Modo rápido. Como ya hemos dicho, una vitro de inducción será el mejor regalo para los que van justos de tiempo. Prácticamente todos los modelos de hoy en día cuentan con una función de calentado ultrarrápido, que será ideal para calentar el agua para el café o cocinar pasta, por ejemplo.
  • Seguridad. Si te preocupa que estos aparatos no puedan ser del todo seguros, nosotros te aseguramos que lo serán. Aunque sea sorprendente, aunque un fuego encendido dará calor a nuestras cacerolas, lo sentiremos frío cuando le pasemos la mano. Así es la magia de la inducción. Por tanto, será difícil quemarnos con ella. Aunque, dicho esto, casi todas estas placas cuentan con sistemas de control de la temperatura que evitan sobrecalentamientos.

¿Qué diferencia hay entre vitrocerámica e inducción?

Las vitrocerámicas de toda la vida generan calor por medio de una resistencia eléctrica. Se trata de un sistema rudimentario no muy distinto al de cualquier calentador de agua. La electricidad circula por la zona halógena de la cocina –la que se enciende de color rojo–, calentando la zona del fuego.

Por su parte, una placa de inducción entra en calor gracias a un campo magnético. ¿Y en qué radica la diferencia? Principalmente, en que este campo magnético no calienta la vitrocerámica. Lo que calienta es la sartén, olla o cazo con el que estemos cocinando, por lo que será bastante más seguro que una resistencia al rojo vivo.

¿Qué potencia debe tener una placa de induccion?

Aunque cada placa de inducción tiene una potencia distinta, lo normal es que los niveles máximos estén entre los 3,6 y los 7,3 kilovatios. Esta potencia está repartida entre los diferentes fuegos. Es decir, si tenemos una placa que alcanza los 6 kw de potencia máxima, lo normal es que se sea la suma total de las potencias máximas de cada fuego.

Ahora bien, tener todos los calentadores encendidos y a máxima potencia no es nada habitual. De hecho, no es para nada recomendable. Los fabricantes suelen recomendar usar, como mucho, el 70% de la potencia máxima. Piensa también que el menaje puede verse deteriorado si lo sometemos a un calor excesivo.

Placa de inducción recomendada según la OCU

Si nuestras recomendaciones no te parecen suficientes, te traemos la opinión de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios). Se trata de un organismo que vela por los intereses de los consumidores, ofreciendo opiniones y recursos que puedan facilitarles la vida.

Por tanto, te trasladamos su recomendación en cuanto a vitrocerámicas. La elegida por la OCU es la Bosch PID651FC1E, una de las preferidas por los usuarios de Amazon. Al fin y al cabo, es una vitrocerámica completa y versátil que cuenta con tres fuegos de diferentes dimensiones. Por tanto, será más que válida para cualquier tipo de cocina.

Por si fuera poco, está pensada para no sufrir arañazos ni manchas complicadas. También cuenta con sofisticados sistemas de seguridad para prevenir sobrecalentamientos, modos de temporización y de calentado ultrarrápido. Si la Organización de Consumidores y Usuarios te la recomienda, es para pensárselo.

Bosch Serie 6.
Bosch Serie 6. Amazon.

¿Cómo limpiar la placa de inducción? Cuidados y Mantenimiento

Si limpiar una vitrocerámica de toda la vida es una tarea obligada, una placa de inducción todavía más. Pero no te preocupes, porque están pensadas para que limpiarlas sea la cosa más sencilla del mundo. Sigue estos pasos que te recomendamos y no tendrás ningún problema:

  1. Mezcla agua con vinagre a partes iguales y añade bicarbonato sódico. Menea bien la mezcla, viértela sobre la placa y espera un par de minutos.
  2. Retira las manchas con delicadeza. Para esto te recomendamos un paño suave o de microfibra. Es importante que no se raye la placa, porque se deteriorarán sus prestaciones. Enjuagaremos el trapo con agua las veces que sean necesarias.
  3. Pasa un paño limpio y seco. Una vez hayan desaparecido las manchas, tan solo tendrás que pasar un trapo limpio que deje la vitrocerámica reluciente.
Es fundamental limpiar bien tu placa de inducción.
Es fundamental limpiar bien tu placa de inducción.

¿Dónde comprar placas de inducción a buen precio?

Si ya tienes claro que quieres una placa de inducción, deberás saber dónde comprarla. No te preocupes, existen una gran cantidad de superficies en las que podrás conseguir una de estas modernas vitrocerámicas:

  • Placas de inducción en Amazon. Si quieres conocer las opiniones más formadas sobre placas de inducción, en Amazon puedes encontrar las de sus propios usuarios. Además, sus precios competitivos y su eficaz sistema de mensajería lo convierten en una gran opción para hacerse con una de estas vitrocerámicas.
  • Vitrocerámicas de inducción en El Corte Inglés. Antes de que existiese Amazon, El Corte Inglés era la opción más socorrida para todo y para todos. Lo mismo para las placas de inducción, pues es una superficie que siempre cuenta con los mejores productos.
  • Placas vitrocerámicas de inducción en Mediamarkt. Hablando de electrodomésticos, Mediamarkt siempre tiene algo que decir. Además, si lo que quieres es una vitro de inducción, sus dependientes te atenderán de forma personalizada.
  • Vitros de inducción en Carrefour. Otra de las grandes superficies en las que podremos encontrar placas de inducción es en Carrefour. La marca francesa siempre trabaja con los mejores fabricantes de aparatos para la cocina.

Mejores marcas de placas de inducción

Poco te queda por saber sobre vitrocerámicas. Si acaso, los fabricantes de referencia a los que podemos acudir para elegir la mejor placa de inducción. Aquí te dejamos los que están más presentes en el mercado:

  • Siemens. Un fabricante que ha tocado muchos otros palos en materia de tecnología. Aunque Siemens ha encontrado su elemento en las placas de inducción. Su relación calidad-precio suele estar fuera de toda duda.
  • Balay. Balay siempre se ha caracterizado por ofrecer unos productos resistentes y de gran calidad. Sus vitros de inducción no son para menos, pues se encuentran entre las mejores valoradas por los usuarios.
  • Bosch. Por último, una de las marcas más conocidas por todos. De hecho, sus placas de inducción se encuentran entre las mejores del mercado. Si de verdad quieres una vitro de campeonato, te recomendamos que acudas a Bosch.

Mi placa de inducción no detecta la sartén. ¿Como puedo solucionarlo?

Uno de los males más comunes cuando tenemos una placa vitrocerámica de inducción es que nuestra sartén o cacerola no se caliente al entrar en contacto con ella. ¿Cuál es el problema? Principalmente, puede deberse a dos razones:

  1. El sistema de calentamiento por magnetismo está averiado. En ese caso, tendremos que ponernos en contacto con el fabricante y, probablemente, cambiar de vitrocerámica.
  2. La sartén no es apta para la inducción. Esto también puede ocurrir. De hecho, es lo más común. Si no sabes si tu menaje está preparado para una placa de inducción, te recomendamos el truco del imán. Si el imán se pega a la olla, el problema lo tendrá la vitrocerámica, porque la olla será perfectamente compatible con los sistemas de inducción.

Continúa leyendo