Corta y lamina verduras a la perfección con una de las mejores mandolinas

Son herramientas compactas, fáciles de utilizar y del todo seguras.

La mejor mandolina para la cocina.
La mayoría de modelos cuentan con elementos de seguridad.

Cortar verduras y otros alimentos es parte fundamental de muchas recetas de cocina. Por eso es importante contar con el instrumental necesario. Por ejemplo, con una mandolina que nos permita laminar verduras de forma rápida, cómoda y segura, dejándonos tiempo para la cocción y otros procesos igual de importantes en la cocina.

Las mandolinas son instrumentos ligeros, compactos y versátiles, tan sencillos que cualquiera podría utilizarlos. Están fabricadas con materiales de calidad y tienen cuchillas intercambiables que ofrecen diferentes grosores y tipos de corte.

Nuestra recomendación – Mandolina Benriner Jumbo Slice

Qué mandolina comprar para mi cocina.
Mandolina Benriner Jumbo Slice. Amazon.

Como en la sección de Bazar de Muy Interesante somos muy cocinitas, nos hemos puesto a investigar. Y tenemos claro que la mejor mandolina es esta Benriner Jumbo Slice. Tampoco le haríamos ascos a esta otra de Duomishu, por su gran relación calidad-precio. Y para quienes buscan opciones económicas, este modelo de Fackelman te sorprenderá para bien.

En cualquier caso, aquí te dejamos nuestra comparativa de las mejores mandolinas. Si no quieres perder tiempo y dinero en tu búsqueda, has dado con el artículo adecuado.

Mejores mandolinas

Las mejores mandolinas para la cocina.
Mandolina Benriner japonesa. Amazon.

Mandolina Benriner japonesa

Si buscas una mandolina clásica, cómoda y segura, te recomendamos esta Benriner japonesa. Su diseño no podría ser más sencillo, ya que consiste en una superficie plana e inclinada con una cuchilla que laminará de forma eficiente nuestros alimentos.

Tiene cuchillas intercambiables para hacer diferentes tipos de corte y un protector para la mano. También cuenta con una perilla ajustable que nos permitirá cambiar de hoja cómodamente y determinar el grosor de corte que deseamos.

Qué mandolina comprar.
Mandolina MilCea. Amazon.

Mandolina MilCea

Otro modelo a tener muy en cuenta es el de esta mandolina de MilCea. Tiene un diseño robusto que nunca perderá la estabilidad sobre la mesa. Cuenta con un pequeño regulador para calibrar el grosor del corte y cinco cuchillas intercambiables de acero inoxidable para cada tipo de verdura.

Por otro lado, decirte que esta mandolina será muy sencilla de limpiar. Tanto a mano como en el lavavajillas, ya que cada uno de sus componentes serán perfectamente compatibles.

Las mejores mandolinas para la cocina.
Mandolina FullStar. Amazon.

Mandolina FullStar

Pero si buscas una mandolina económica y lo suficientemente versátil, este modelo de FullStar te dejará boquiabierto. Además de un diseño muy sencillo de utilizar, con cuchillas intercambiable y grosor ajustable, cuenta con un compartimento en el que se almacenarán los alimentos cortados.

De hecho, esta mandolina es tan versátil que también cuenta con un espiralizador para hacer espaguettis con cualquier verdura. Y todas sus cuchillas están fabricadas en materiales de calidad como el acero inoxidable.

Guía de compra de las mejores mandolinas

Si todavía no tienes claro qué mandolina comprar, no desesperes. Por algo te hemos preparado esta guía de compra, para que tengas a mano toda la información necesaria para pagar justo por aquello que necesitas.

Criterios de compra para elegir una mandolina top

El atractivo de las mandolinas de cocina radica en la sencillez de su diseño, pero no quita que debamos conocer sus características al dedillo para saber qué modelo comprar:

  • Diseño. El diseño de una mandolina va más allá de un aspecto estético. Principalmente, hablamos de lo cómodo que sea manejar el aparato. Para ello, las mandolinas cuentan con perillas que nos permiten cambiar fácilmente de cuchilla, así como los topes de goma que hacen que no pierda estabilidad hasta en los cortes más complicados.
  • Seguridad. También es importante que la mandolina sea segura, ya que, al fin y al cabo, estaremos manejando cuchillas afiladas que podrían llevarnos un dedo por delante. Para ello, es fundamental que los materiales de la cuchilla sean de calidad como el acero inoxidable.
  • Materiales. Como decimos, los materiales de la mandolina –especialmente de las cuchillas– deben ser de calidad. No solo porque alargarán su vida útil; sino porque serán más seguras y resistentes.
  • Accesorios. Además de infinidad de cuchillas, una pensada para cada tipo de corte y verdura, las mandolinas pueden incluir accesorios como perillas ajustables para cambiar de hoja, protectores de mano o superficies antideslizantes para un corte más seguro.
  • Limpieza. Por otro lado, es importante que la mandolina sea sencilla de limpiar. Por lo general lo son, ya que podremos hacerlo cómodamente tanto a mano como en lavavajillas. Eso sí, asegúrate de retirar todos los restos de comida con uno de los cepillos que suelen venir incluidos.

¿Qué es una mandolina y para qué se utiliza?

Una mandolina es un utensilio de cocina que consiste en una superficie plana rematada en una cuchilla. Sirve para cortar y laminar verduras y otros alimentos de forma manual. Sus diseño tan sencillos permiten cortar alimentos de forma rápida, segura y con la máxima precisión.

Tipos de mandolina

Como habrás visto en algún catálogo, existen diferentes tipos de mandolinas para la cocina. Aquí te explicamos los más importantes:

  • Mandolina japonesa. Esta es la mandolina más común, la que todos tenemos en la cabeza. Consiste en una superficie plana en pendiente y una cuchilla que irá laminando los alimentos. Son ligeras y compactas y tiene cuchillas alargadas e intercambiables.
  • Mandolina profesional. Estas mandolinas son de un tamaño mayor e, incluso, algunas incluyen una especie de compartimento en el que van quedando las verduras laminadas. También suelen incluir un protector para la mano.
  • Mandolina eléctrica. Esta mandolina está pensada para los más novatos, ya que es muy sencilla de utilizar. Consiste en un tubo en el que meteremos la verdura, que, apretando un botón, saldrá automáticamente por la boca del aparato.

Por qué debes comprar una mandolina

La compra de una mandolina para nuestra cocina es algo que recomendamos hacer tarde o temprano. ¿Por qué? Aquí te damos unas cuantas razones de peso:

  • Comodidad. Lo primero es la comodidad que nos dará a la hora de cortar y laminar verduras. Al fin y al cabo, preparar el corte de los alimentos de forma sencilla nos dejará tiempo para dedicarle a otros aspectos de la cocina.
  • Rapidez. Y eso es posible gracias a la rapidez con la que podremos laminar nuestros alimentos. El tiempo que ahorremos podremos dedicarlo a vigilar la cocción que tengamos al fuego, que siempre queda de lado cuando nos ponemos a picar verduras.
  • Versatilidad. Por otro lado, destacar la versatilidad de un instrumento como la mandolina. Principalmente, por las infinitas cuchillas intercambiables que tiene, que nos permitirán adaptar cada corte al grosor y tipo de verdura que deseemos.
Las mejores mandolinas para la cocina.
Las mandolinas permiten adaptar el grosor del corte.

La importancia de la seguridad

Al fin y al cabo, una mandolina consiste en una cuchilla alargada que lamina distintos alimentos. Es por ello que nunca deberemos perder de vista la seguridad, y los modelos más actuales cuentan con elementos que previenen cualquier tipo de accidente.

Hablamos de perillas ajustables con las que cambiar cómodamente las cuchillas o los protectores de mano. También son importantes los topes antideslizantes que permiten que la mandolina mantenga su estabilidad.

Cómo utilizar una mandolina

Aunque es cierto que es un instrumento que hay que utilizar con cuidado, lo cierto es que las mandolina son tremendamente sencillas de usar:

  • Prueba inicial. Antes de nada, deberás probar a cortar alguna verdura. Si el resultado no es de tu agrado, prueba otras cuchillas hasta que llegues al punto deseado.
  • Una cuchilla para cada tipo de corte. Recordarte que cada cuchilla está pensada para un tipo de corte. Y si nos apuras, hasta para cada tipo de verdura. Porque no es lo mismo cortar un pimiento que una berenjena o un calabacín.
  • Calibra el grosor. Cuando tengas la cuchilla, tendrás que elegir el grosor del corto que quieras hacer a las verduras.
  • Superficie estable. Por otro lado, es importante tener una superficie estable sobre la que utilizar la mandolina. De lo contrario, no tardarás mucho en cortarte algún dedo.
  • Movimiento firme. A la hora de laminar verduras u otros alimentos, es importante hacerlo con movimientos secos y firmes. Eso sí, tampoco ejerzas demasiada presión, porque podrías cargarte la verdura.

Mantenimiento de una mandolina

Como comprenderás, la limpieza y mantenimiento de una mandolina de cocina es fundamental. Para ello, te recomendamos que enjuagues bien la mandolina una vez termines de utilizarla para retirar cualquier resto de comida. Seca bien los componentes y déjalos a buen recaudo para su próximo uso.

Vídeo de la semana

Continúa leyendo