Muy Interesante

La solución ECO del Arkana

El Reanult Arkana E-Tech llega a un mercado copado por propuestas todocamino. Nos ponemos al volante de esta variante híbrida con un motor térmico y dos eléctricos.

Algunos apostamos por una fiebre transitoria con los SUV’s. Ha pasado más de una década y las carrocerías sobreelevadas siguen conquistando el mercado, una tras otra. Componen cerca del 50% de las ventas en nuestro país, con especial mención al segmento C compuesto por alternativas como el Seat Ateca, Peugeot 3008, Hyundai Tucson, Dacia Duster, Kia Sportage, Volvo XC40 y muchos, muchos más. Así que, para no ser repetitivos, Renault ha apostado por dar un giro de tuerca a su siguiente propuesta: un SUV, del segmento C sí, pero coupé. Hablamos del nuevo Renault Arkana, que hemos podido conducir en su variante híbrida de 145 CV, compuesta por un bloque térmico y dos motores eléctricos con un precio de partida de 27 075 euros.
El diseño de este todocamino ha marcado la diferencia, pese a mantener una línea muy homogénea y claramente Renault. Su silueta es el detalle clave, pero también cómo han conseguido aportar una mirada agresiva y dinámica a un morro elevado. Para ello, cuentan con los grupos ópticos con tecnología LED, la forma de C característica de los modelos del rombo y un pargolpes de corte deportivo. Detalle que se ve enfatizado en la zaga con el pequeño alerón de las variantes R.S Line, las más juveniles del Arkana.
Con las cotas de este nuevo SUV francés puede decirse que no llueve a gusto de todos. Tiene 4,56 metros de largo (8 cm más que un Kadjar), algo menos que un Koleos. La marca ha podido ampliar la distancia entre ejes a 2,72 metros, con una altura libre al suelo de 20 centímetros. Este último dato, que es una ventaja de fuera de la carretera asfaltada, afecta directamente a su dinamismo, esencial en un vehículo que pese a su estética apenas hará algún camino de vez en cuando. Por ahora, el nuevo Renault Arkana estará disponible con el bloque TCe de 140 CV (microhíbrido) y la versión que hoy probamos: el Arkana E-Tech de 145 CV. Esta última versión, que cuenta con dos propulsores eléctricos, es ideal para los trayectos urbanos habituales pero también para viajar. Te contamos más en la galería.

Un diseño atractivo

El cambio en el lenguaje de diseño de Renault ha comportado una actualización de sus líneas, mostrando un carácter más dinámico y fluido gracias a nervios más marcados, tanto en el frontal como en su silueta. Todo ello sin perder la esencia de las últimas hornadas del rombo, con un frontal claramente identificable.

Un morro Renault

Hablamos del Renault Arkana, un modelo completamente nuevo en la gama de la firma francesa. Por ese motivo, los diseñadores podrían haber optado por cambiar por completo su personalidad, algo que han conservado al colocar el rombo en el centro de una amplia parrilla, que recurre a dos elementos cromados horizontales para dar continuidad a su mirada.

Tencología LED

Los grupos ópticos del nuevo Arkana se componen 100% de módulos LED, que les permite acentuar la forma C (C-Shape) que acompaña a los Renault de última generación. Una firma lumínica que se repite en la zaga, incorporando la famosa franja de lado a lado, una tendencia que se repite en el mercado.

El perfil lo es todo

Un elemento esencial del Renault Arkana es su perfil coupé, una moda que puso en la onda de los todocaminos el  BMW X6. La caída del techo, que es un síntoma de su deportividad y carácter juguetón, es también una oda a la belleza de la automoción. Retocada por tres tipos de llantas que van desde las 17 a 18 pulgadas, en función del equipamiento.

A medio camino

El Renault Arkana peleará en el segmento C-SUV, situándose a medio camino entre el Kadjar y el Koleos. Mide 4,56 metros de largo por 1,57 m de alto y 1,57 m de alto, con una distancia entre ejes de 2,72 metros y un peso final, para la versión de acceso E-Tech, de 1 510 kilogramos.

Interior Renault

El interior de este Renault Arkana sigue las líneas pautadas por el resto de la familia SUV, con una pantalla central colocada de manera vertical de 7 o 9,3 pulgadas. El cuadro de instrumentación, que puede ser de 4,2, 7 o 10,20 pulgadas, ha mejorado su diseño pero tiene poca información, algo que suele aprovecharse gracias a la digitalización.

Calidad y espacio

Renault es una firma de acceso y, como tal, los acabados pueden no ser los más excelentes. Vemos mucha presencia de plásticos duros, que se enmascaran con un diseño limpio y la botonería bien terminada. Sin embargo, la sensación de espacio y amplitud es de notable, tanto en las plazas delanteras como traseras.

Menos maletero

La opción E-Tech cuenta con un volumen de carga de 480 litros, frente a los 513 litros del modelo microhíbrido TCe. Es un dato común y dentro de la media del segmento SUV híbrido, más aún si tenemos en cuenta su silueta coupé. Es más, las plazas traseras son suficientemente altas para adultos de 1,85 metros.

El híbrido

El Renault Arkana E-Tech se compone de un bloque térmico de 1.6 de 4 cilindros desarrollado por la Alianza. Rinde 94 CV de potencia y está respaldado por dos motores eléctricos, uno de 36 kW (49 CV) y un segundo que se hace de motor de arranque de 15 kW (20 CV).

Para la ciudad

La clave de esta versión son los consumos contenidos, homologados en ciclo WLTP en 4,9 l/100 km. Nos permitirá movernos sin problemas por las ciudades europeas con límites y restricciones de movilidad gracias al distintivo ECO. Además, saldremos de ellas sin problemas con un motor capaz de alcanzar los 172 km/h de velocidad punta.

Algo pesado

La tecnología híbrida comporta un aumento de peso, por la presencia de la batería de iones de litio de 230 V (1,2 kWh) situada bajo el piso del maletero. Este dispositivo se encarga de dotar de energía al motor de arranque y, en caso de no subir de velocidad, circular con el coche en el 80% de las condiciones. Eso supone un ahorro del 40% en combustible pero también un peso extra a la hora de realizar curvas en un tramo de montaña, algo que deberemos tener en cuenta a la hora de frenar.

¿Cuánto cuesta el Arkana?

El nuevo Renault Arkana E-Tech ya está disponible desde 27 075 euros para el acabado Intens. También podrás optar por el nivel ZEN y el R.S Line, desde 31 559 euros, con detalles específicos como el tono Naranja Valencia o los elementos decorativos en metálico y lacado negro. Sin olvidarnos del pequeño alerón del portón trasero y los guiños deportivos del interior.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking