Muy Interesante

La chispa interior del Corsa-e

La variante eléctrica Opel Corsa-e se fabrica en Zaragoza y recibe las baterías de la planta de Vigo. Un modelo 100% español que tiene un precio de salida de 28 650 euros.

Desde que Tesla apareciera en nuestras vidas, con sus eléctricos futuristas, minimalistas y ultra-tecnológicos, la tendencia estética de los vehículos cero emisiones ha seguido un camino marcado. Un eléctrico debe ser reconocible, que todo el mundo sepa que ese coche no emite gases nocivos y es un modelo ‘limpio’. Opel ha optado por la estrategia contraria, que su Corsa-e sea idéntico a las unidades que montan un motor térmico. Los motivos son principalmente económicos. Gracias a las plataformas multi-energía CMP, del grupo PSA, pueden fabricarse ambas variantes en la misma línea de producción. Esta versatilidad ha permitido a la marca ahorrarse la construcción y desarrollo de una zona exclusiva para sus modelos cero emisiones. Además, hace al Opel Corsa-e un compacto familiar y sencillo, evitando que los compradores asocien su carrocería a las complicaciones de un modelo eléctrico.
Estamos, por tanto, ante un Corsa-e que no podremos identificar a primera vista. El aspecto más destacable son sus llantas carenadas de 16 pulgadas, pero también encontraremos un emblema en el pilar B y en el portón trasero. Otro modelo que sigue este mismo concepto continuista es su primo hermano el Peugeot e-208, una variante que ha sido clave en la lucha por conseguir ser el Mejor Coche del Año en Europa 2020 (COTY).
En el camino hacia la electrificación del parque, estamos siendo testigos de las estrategias que toman los fabricantes. Algunos apuestan por una renovación completa de su gama, e incluso por el nacimiento de nuevas familias de modelos como los ID de Volkswagen. Su primer miembro es el ID.3 pero pronto se unirán las carrocerías familiares y todocamino. Otras firmas, como Hyundai o Kia, apuestan por diferenciar sus modelos eléctricos con detalles estéticos como la calandra opaca. Toyota ha marcado su propia hoja de ruta, priorizando la hibridación y desarrollando el sistema de pila de combustible.
En unos años sabremos qué camino era el mejor, por ahora descubramos qué nos tiene que aportar el nuevo Opel Corsa-e. Este compacto sustituye el motor de combustión por un propulsor eléctrico de 136 CV. La batería de ion de litio, situada bajo el piso y con más celdas colocadas en la zona posterior, es de 50 kWh y ofrece 337 kilómetros de autonomía. Esta ubicación afecta a tres aspectos a tener en cuenta: el peso, la altura respecto al suelo y el maletero.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking