Muy Interesante

Seat Tarraco FR: esencia deportiva

La firma completa la gama del Seat Tarraco con la incorporación del acabado FR. Este equipamiento le aporta detalles estéticos deportivos y una suspensión específica.

El acabado FR de Seat identifica los modelos de corte más deportivo, con modificaciones en su diseño, mayor equipamiento tecnológico y algún aspecto dinámico mejorado. El Seat Tarraco es uno de los modelos más completos de la firma, con variante híbrida enchufable incluida. Eso sí, le faltaba por incorporar esta versión de corte más racing. Con la llegada del Tarraco FR, los compradores podrán seguir disfrutando de un modelo versátil y elegante sin renunciar a su lado más pasional. Esta versión no afecta a sus cotas, que seguirán siendo de 4,73 metros de largo por 1,83 de ancho y 1,65 de alto, con un espacio de maletero de 760 litros en configuración cinco plazas. La opción siete plazas ofrece 230 litros con la tercera fila de asientos disponible, capacidad que aumenta hasta los 700 con esta última banqueta plegada.
El Seat Tarraco supuso la entrada de la firma en un segmento superior, dejando a un lado el carácter generalista del resto de sus modelos. Para ello, hicieron uso de materiales de mayor calidad, un arsenal tecnológico a la última y un diseño más cuidado. Aprovechando el lanzamiento de este acabado, el Tarraco renueva los paquetes de equipamiento 'Plus', que ahora se llamarán Style Edition y Xcellence Edition. Les dotarán de mayor tecnología desde el principio, incorporando al nivel Style Edition el asistente de aparcamiento automático, la cámara de visión trasera y el paquete de seis asistentes a la conducción.
El acabado FR del Tarraco estará disponible con dos bloques gasolina y dos diésel. Los dos primeros son el 1.5 EcoTSI de 150 CV de tracción delantera y el 2.0 EcoTSI de 190 CV de tracción total 4Drive. Ambos propulsores diésel 2.0 TDI cuentan con la tracción a las cuatro ruedas y también son de 150 y 190 CV. Todos ellos van asociados a un cambio automático de doble embrague DSG.
La diferencia más destacable, frente a los demás acabados, es la suspensión deportiva y la posibilidad de incluir el Control Dinámico de Chasis (DCC). Este sistema permite modificar el tarado de las suspensiones en tres posiciones: Comfort, Normal y Sport. Unas mejoras que le dotan de un dinamismo difícil de encontrar en el segmento de los SUV de mayor tamaño.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking