Muy Interesante

Descubren una tumba con diez momias de cocodrilo de 2.500 años de antigüedad

Un equipo de arqueólogos ha descubierto bajo un antiguo basurero en Egipto una necrópolis asombrosa.

Los antiguos egipcios no solo convertían en momias a los seres humanos. También solían momificar diferentes tipos de animales, incluidos gatos, ibis, babuinos, perros e incluso cocodrilos. Ahora, un equipo de investigadores ha descubierto una tumba con diez momias de cocodrilo en Qubbat al-Hawā, un yacimiento histórico en Egipto. El hallazgo es cuanto menos extraordinario, ya que es una de las pocas ocasiones en las que los paleontólogos han podido estudiar los restos in situ y con toda la tecnología actual.

Una necrópolis muy interesante

Según los expertos, los cocodrilos lleven muertos aproximadamente 2.500 años y fueron conservados en un ritual que probablemente honró al dios Sobek. Entre las momias hay 10 cocodrilos adultos, probablemente de dos especies diferentes (cocodrilo del Nilo y cocodrilo de África Occidental), cuyo descubrimiento ha sido detallado en la revista PLoS ONE.
Recordemos que los antiguos egipcios consideraban a los cocodrilos como una manifestación del dios Sobek (una de las divinidades más importantes del Antiguo Egipto, a menudo representada como un cocodrilo o como un ser humano con cabeza de cocodrilo), quien estaba asociado con el Nilo, la fertilidad y la vida. Los cocodrilos eran venerados por los ciudadanos y se les ofrecían sacrificios, ya que se creía que protegían de las inundaciones y aseguraban una buena cosecha. Los antiguos egipcios también estaban convencidos de que los cocodrilos eran guardianes de los tesoros de los faraones y se les representaba en muchas piezas de arte funerario. Sin embargo, también se temían y se mataban para proteger a las personas; de la misma forma representaba, además, una fuente de alimento, y algunas partes del animal, como su grasa, se usaban como medicina para tratar dolores corporales, rigidez e incluso la calvicie.
Cocodrilo

CocodriloiStock

Momificación natural

Los investigadores, dirigidos por un equipo de investigación dirigido por Alejandro Jiménez Serrano, egiptólogo de la Universidad de Jaén, afirman que las momias de cocodrilo encontradas en Qubbat al-Hawā son diferentes a cualquier otra momia animal descubierta anteriormente, ya que sufrieron un proceso de momificación natural. Si bien los antiguos egipcios creían firmemente en el más allá (la vida después de la muerte), antes de enterrar a sus seres queridos aplicaban productos químicos y conservantes para mantenerlo seco y extraían algunos órganos, como los intestinos, como parte del proceso de momificación. Una vez libre de humedad, el cuerpo se cubría con capas de tela de lino y finalmente era colocado en un ataúd y enterrado para su paso a la otra vida.
Sin embargo, los arqueólogos de Qubbet el-Hawa encontraron rastros de lino, hojas de palma y cuerdas, asociados con algunos de los cocodrilos, pero no grandes cantidades de resina o betún, lo que indica que son más antiguos que la mayoría de los cocodrilos momificados encontrados hasta la fecha. Este proceso diferente de momificación destaca el método de conservación único que empleaban los antiguos egipcios durante la era pre-ptolemaica, es decir, antes del 305 al 330 a. C.
Cocodrilos momificados en Qubbat al-Hawā

Cocodrilos momificados en Qubbat al-HawāPatricia Mora Riudavets, egiptóloga

Un ejemplar perfectamente conservado

Durante la momificación, se produjeron daños en el proceso de algunos de los cocodrilos, mientras que otros permanecieron bien conservados. De los diez ejemplares, uno de ellos, de más de dos metros de largo, estaba casi completo. Los investigadores suponen que estos animales fueron inicialmente colocados en la superficie o enterrados en un ambiente arenoso que permitió que los cuerpos se secaran de forma natural en un suelo arenoso y caliente. Al no haber usado resina y los únicos fragmentos de lino presentes habían sido devorados casi por completo por los insectos, los investigadores pudieron estudiar las momias directamente en el sitio de excavación.
La hipótesis inicial es que las momias de cocodrilos fueron enterradas alrededor del siglo V a. C., cuando la momificación de animales empezaba a ser cada vez más popular en Egipto. Pero se necesitará una datación por radiocarbono para saberlo con certeza, así que lo siguiente será realizar análisis de ADN a las momias de cocodrilo para identificar las especies y confirmar si pertenecen o no a los cocodrilos del Nilo y África occidental.
Sobek, dios del Nilo

Sobek, dios del NiloiStock

Referencia: Newly discovered crocodile mummies of variable quality from an undisturbed tomb at Qubbat al-Hawā (Aswan, Egypt) Bea De Cupere , Wim Van Neer, Vicente Barba Colmenero, Alejandro Jiménez Serrano Published: January 18, 2023 PloS One DOI: https://doi.org/10.1371/journal.pone.0279137

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking