Muy Interesante

6 países amenazados por la crisis demográfica

En muchos países la caída de la ratio de fertilidad se ha convertido en una bomba demográfica que pone en riesgo su sistema productivo y social.

La pandemia de coronavirus ha puesto en alerta a todo el mundo. De los más de medio millón de muertos en todo el mundo en lo que ya se conoce como la primera ola de la enfermedad, la mayoría han sido personas mayores. Esta catástrofe sanitaria y social ha vuelto a poner de relieve algunos de los problemas demográficos que a los que vienen enfrentándose algunos países del mundo, que algunos expertos califican desde hace tiempo como bombas demográficas.
Se trata sobre todo de países considerados avanzados económicamente, localizados en Europa y Asia, aunque también se cuela en la lista Estados Unidos. Son estados en los que el crecimiento demográfico (en algunos casos decrecimiento) pone en riesgo su sistema socioeconómico. Sitios, en los que el número de nacimientos se desploma y la esperanza de vida se dispara. En la lista están los dos países que llevan unos años disputándose el primer puesto en el ránking de países donde más se vive: Japón, dominador de la estadística durante los últimos años; y España, gran aspirante que ha ganado terreno a pasos agigantados en las últimas décadas.
El aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población está provocando que los gastos sanitarios y de pensiones se disparen mientras que la población activa y las personas que pagan impuestos se reduce.
Según apuntaban en 2018 desde Business Insider, los expertos en demografía aseguran que los países necesitan una ratio de fertilidad de 2,2 hijos por mujer para mantener estable la población, pero muchos países, como Corea del Sur o EEUU, tienen un número de nacimientos por debajo de 2.
En muchos países europeos, se ha mirado a la inmigración como una solución, pero en muchos casos el aporte demográfico de los trabajadores extranjeros apenas sirve para frenar el descalabro poblacional. En algunos países de Europa del Este, el problema es precisamente que mucha de la gente joven emigra a otros países de la Unión Europea en busca de nuevas oportunidades, un bombazo directo a la línea de flotación demográfica de la sociedad: no solo se reduce la población en edad de tener hijos sino que además se machaca el tamaño de la población activa.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking