Muy Interesante

El Arkana se suma a la moda del SUV coupé

El Renault Arkana se sitúa entre el Kadjar y Koleos por tamaño, incorporando la silueta coupé en la gama SUV de la firma francesa.

Las tendencias en el mundo de la automoción se hacen costumbre cuando las firmas generalistas las adaptan. Ejemplo de ello es la nueva línea de carrocerías todocamino con techos con caída coupé, un guiño al diseño deportivo de antaño en una invención de las últimas décadas. No pondremos en duda su acierto estético, este tipo de silueta confiere un carácter dinámico y elegante a partes iguales, pero sí su funcionalidad. El Renault Arkana llega para batirse en este nuevo segmento, que también ocupan recién llegados como el Cupra Formentor o modelos premium como el Mercedes-Benz GLA. Lo hará con dos ofertas motrices por el momento: un gasolina TCe de 140 CV Mild Hybrid y un E-TECH de 143 CV que incorpora tecnología híbrida no enchufable. El precio de partida es de 25 745 euros y alcanza los 31 559 euros en su versión más equipada.
El Renault Arkana se sitúa entre sus hermanos todocamino de gama: el Kadjar y el Koleos. Adapta sus rasgos estéticos pero con un detalle muy característico en la zaga, su caída prolongada y más alargada. Pese a este recurso visual, el habitáculo ofrece un espacio destacable y dentro de la media del segmento. Además, con 513 litros de capacidad de maletero, dispone de una carga notable y suficiente para una escapada en familia. Precisamente esta tipología de cliente es la que más se decanta por los C-SUV, un mercado que ocupa el 25% de la cuota en nuestro país.
Este nuevo miembro del rombo se producirá en la planta de Busan (Corea del Sur) sobre la plataforma CMF-B de la Alianza, una arquitectura que también utilizan el Clio y el Captur. Esta base les permite la incorporación de la tecnología de hibridación ligera TCe pero también la completa, llamada E-TECH en Renault. Ambas consiguen lucir el distintivo ambiental ECO de la DGT en España, un punto positivo a la hora de evitar restricciones de tráfico como la de Madrid Central. Sin embargo, la concienciación con el medio ambiente y la familia no deben significar renunciar a tu pasión por la deportividad, de ahí que Renault disponga del acabado R.S Line para el Arkana. Os contamos más en la siguiente galería.

Sigue siendo un SUV

El techo coupé no afecta a algunos guiños clásicos de los todocaminos como la línea de cintura elevada, los hombros marcados y la distancia al suelo, que es de 200 milímetros en este caso. Tampoco faltan las protecciones en el frontal, zaga y los pasos de rueda de plástico negro.

Un frontal familiar

El frontal del Arkana sigue el lenguaje de diseño que ya vemos en el actual Koleos o Kadjar, con una calandra enmarcada por embellecedores cromados y que cede el protagonismo al logotipo central. Las entradas de aire del paragolpes, de tamaño considerable, lucen todavía más impresionantes en el acabado R.S Line.

Grupos ópticos LED

La firma lumínica del Arkana es 100% LED e incorpora el diseño en forma de C que ya vemos en el resto de la gama. La zaga también tiene esta geometría y, como no podía ser de otro modo, añade la franja lumínica a lo ancho del portón trasero. Los colores disponibles son siete: Blanco, Blanco Perla, Negro Sport, Gris Tornado, Azul Zanzíbar, Rojo Deseo y Naranja Valencia, exclusivo de la versión R.S. Line.

Un perfil atractivo

El perfil del Arkana será el detalle definitivo para conquistar al comprador, con unas cotas finales de 4,56 metros de largo por 1,82 m de ancho y 1,57 m de alto. Su distancia entre ejes es de 2,72 metros y pesa más de 1 411 kilogramos. Las llantas pueden ser de 17 a 18 pulgadas.

Interior digitalizado

El nuevo Arkana incorpora la instrumentación digital de 4,2 y 10,2 pulgadas en función del acabado. La pantalla central puede ser de 7 o de 9,3 pulgadas, la primera de ellas horizontal y la segunda vertical. Esta última ofrece una imagen muy moderna del salpicadero, parecida a la que nos encontraríamos en un Ford Mustang Mach-E o Tesla Model Y.

Mejor acabado

Pese a ser una firma generalista, los acabados del Arkana parecen ir un paso más allá. En las imágenes podemos ver adornos cromados en los tiradores, aireadores y palanca de cambios, un detalle que eleva el nivel de calidad percibida. En el acabado R.S Line el rojo toma protagonismo para enfatizar el carácter deportivo de la versión.

Cómodo y amplio

Según la firma el Arkana ofrece una habitabilidad notable para su segmento. En las plazas traseras contamos con 211 milímetros de espacio para las rodillas, el más amplio frente a sus rivales. Tampoco está nada mal la altura de la parte más baja del techo coupé, que es de 862 mm. Además, su maletero de 513 litros para las versiones TCe y de 480 litros para el E-Tech, nos permitirá viajar con todo lo necesario.

Dos propulsores ECO

Todas las versiones del Arkana lucirán el distintivo ECO de la DGT. En realidad es que solo hay dos: un microhíbrido y un híbrido. Esta etiqueta nos permitirá circular con el Arkana por Madrid Central y no sufrir por aparcar en un parking privado, tampoco deberemos estar pendiente de la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona, entre otras.

El E-Tech

El Renault Arkana E-Tech consta de un bloque térmico 1,6 litros de 4 cilindros que ha sido desarrollado dentro de la Alianza. Su potencia es de 94 CV que, unido por dos motores eléctricos - uno de 36 kW y otro de arranque de alta tensión de tipo HSG (High-Voltage Starter Generator) de 15 kW - suman una potencia conjunta de 145 CV. Homologa un consumo mixto de 4,9 l/100 km y unas emisiones de 111 g/km en ciclo WLTP.

El microhíbrido

El Renault Arkana TCe recurre al bloque 1.3 de cuatro cilindros al que le añade un sistema alternador-motor de arranque acoplado a una batería de 12v. Esta motorización de hibridación ligera va unida a un cambio automático de doble embrague de 7 velocidades y ofrece 140 CV de potencia. Su consumo mixto homologado es de 5,8 l/100 km y emite 131 g/km según ciclo WLTP.

¿Cuánto cuesta el Arkana?

El Renault Arkana estará disponible en tres niveles de acabado: Intens, Zen y R.S Line. Este último es el más gamberro y deportivo pero también el más caro, con un precio de hasta 31 559 euros para el Arkana R.S Line E-TECH de 145 CV. El más económico es el Arkana Intens TCe de 140 CV, que parte de los 25 745 euros.

El coupé

El Renault Arkana llega a la gama todocamino de la firma para ocupar un lugar privilegiado hoy en día: el del coupé. La tendencia de las siluetas con caída ha llegado al segmento de moda y no es para menos, les aporta un toque elegante, sofisticado y deportivo a partes iguales.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking