Muy Interesante

Los eficientes motores que dan vida al nuevo Mazda CX-60

El SUV grande de Mazda es el primer modelo de la marca en contar con una motorización híbrida enchufable. Pero también se puede elegir con un motor eléctrico e-Skyactiv, o con las versiones diésel y gasolina equipadas con el sistema híbrido ligero de 48 V Mazda M Hybrid Boost

El CX-60 está llamado a convertirse en un nuevo modelo de referencia por su diseño extraordinario tanto en el exterior como en el interior, por su tecnología orientada al ser humano de última generación y, sobre todo, por sus motorizaciones de primera clase. De hecho, el SUV grande de Mazda es el primer modelo de la marca en contar con una motorización híbrida enchufable. Este PHEV es la punta de lanza y combina una motor de gasolina 2.5 l. Skyactiv-G de cuatro cilindros e inyección directa con un motor eléctrico de 129 kW y una batería de alta capacidad de 17,8 kWh y 355 V.
Esta combinación de un motor de gasolina y otro eléctrico hace posible un desarrollo de potencia total de 327 CV/241 kW y una poderosa entrega de par de hasta 500 Nm, lo que convierte al Mazda CX-60 PHEV en el modelo de producción en serie más potente de la historia de la compañía. Sus prestaciones son impresionantes, con una aceleración de 0 a 100 km/h en apenas 5,8 segundos y una velocidad punta limitada a 200 km/h. Pero es que, además, sus credenciales medioambientales son extraordinarias, especialmente cuando funciona solo con el motor eléctrico. El consumo de combustible WLTP en ciclo combinado es de tan solo 1,5 l/100 km. Las emisiones de CO2 WLTP en ciclo combinado se han rebajado hasta 33 g/km.
También se puede elegir con un motor eléctrico e-Skyactiv que ofrece una autonomía de 63 kilómetros, siempre que el vehículo circule a menos de 100 km/h. La batería de alta tensión se ha situado entre el eje delantero y el trasero, en una posición lo más rebajada posible dentro de la carrocería, con lo que el centro de gravedad resulta especialmente bajo. Esta característica, combinada con un sistema de tracción total permanente con transferencia de par entre ejes, proporciona a este modelo una extraordinaria maniobrabilidad, a la altura de los mejores del segmento premium.
Asimismo, el Mazda CX-60 se producirá también con una motorización de gasolina e-Skyactiv X de nueva generación, de 3.0 litros y 6 cilindros en línea. Tampoco faltará una versión diésel e-Skyactiv D de 3.3 litros, también de 6 cilindros, con dos variantes de potencia. Estas motorizaciones se han dimensionado con el objetivo de optimizar la relación entre cilindrada, eficiencia y consumo. Estas dos versiones estarán equipadas con el sistema híbrido ligero de 48 V Mazda M Hybrid Boost, y ofrecen un excelente desarrollo de par, consumos ajustados y bajas emisiones.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking