Muy Interesante

Mazda CX-30, un SUV diseñado para donde te conduzca la vida

Este modelo, entre el CX-3 y el CX-5, está dirigido a conductores que buscan las dimensiones compactas y el carácter urbano del primero pero con el espacio y la funcionalidad del segundo. Además representa el desarrollo más reciente del revolucionario lenguaje de diseño Kodo de Mazda

El CX-30 supone para Mazda una incursión en un nuevo segmento del mercado. Con sus 4,39 mm de largo, 1,79 de ancho y 1,54 de alto, este SUV se sitúa entre el CX-3 y el CX-5, dirigido a conductores que buscan las dimensiones compactas y el carácter urbano del primero pero con el espacio y la funcionalidad del segundo. Además, representa el desarrollo más reciente del revolucionario lenguaje de diseño Kodo de Mazda. Conserva toda la vitalidad del concepto original 'Alma del movimiento', pero ha evolucionado y ahora busca una mayor exclusividad a través de la elegancia y la pureza de una estética minimalista donde menos es más, inspirada en el arte japonés y en la belleza del espacio vacío entre los objetos.
El interior, centrado en el ser humano, es un espacio abierto y despejado para los pasajeros, con un puesto de conducción acogedor y bien resuelto. El puesto de conducción y el resto del habitáculo conjugan excelencia en ergonomía con tecnologías de vanguardia en todos los aspectos del diseño, desde la posición del conductor y el campo de visión hasta la interfaz hombre-máquina (HMI) o la calidad del equipo de sonido. Se han incorporado nuevas tecnologías integradas de manera exquisita en materiales de calidad superior y con ajustes y acabados sumamente cuidados, como es el caso del equipo de sonido de ocho altavoces Mazda Harmonic Acoustics o del equipo premium Bose de doce altavoces. El objetivo no es otro que crear un ambiente interior con una calidad y refinamiento sobresalientes.
Asimismo, en cuanto a motorizaciones, destaca por las últimas versiones de las unidades de gasolina e-Skyactiv G de Mazda, con calificación Euro 6d, entre las que destaca el revolucionario motor de gasolina e-Skyactiv X. Puntualizar que estos motores de gasolina del Mazda CX-30 incluyen de serie el sistema inteligente Mazda M Hybrid. Este sistema híbrido ligero, compacto y eficiente, utiliza un generador reversible integrado (ISG), accionado por una correa, y una batería de ion litio de 24 V. Aporta un ahorro adicional a través del reciclaje de la energía recuperada durante la deceleración, que se emplea para alimentar el ISG, funcionando como un motor eléctrico, que asiste al motor principal. El ISG convierte la energía cinética recuperada en energía eléctrica y la almacena en la batería de ion litio. A continuación, el sistema utiliza un convertidor DC/DC para transformar la tensión hasta el valor necesario y suministrarla a los componentes eléctricos del coche.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking