Muy Interesante

Cuando un eléctrico supera las pistas del Círculo Polar Ártico

El Cupra Born circula por tramos de nieve y hielo como si fuera su hábitat natural. Toda una experiencia gracias a su tracción trasera, su suspensión deportiva y un gran equipo de frenos

El Círculo Polar Ártico es un entorno mágico. Visitar el hogar de Santa Claus, ver auroras boreales (un espectáculo de colores inolvidables que ofrece el cielo), disfrutar de kilométricos mantos blancos, excursiones en moto de nieve o huskies, paseos en reno... En Rovaniemi, la capital de Laponia, hay múltiples aventuras para vivir. Tanto que hasta con un coche eléctrico la vivencia puede ser inolvidable. Por este motivo, Cupra ha llevado hasta allí su 100% eléctrico, el Born, para recorrer decenas de kilómetros por carreteras heladas, tramos cerrados llenos de nieve que forman parte del Rally del Ártico, e incluso varias pistas del Driving Center de Rovaniemi (extensión de 17 hectáreas) para demostrar todo su potencial.
No se nos podía ocurrir un coche mejor para divertirse y preservar al mismo tiempo la belleza de este entorno. Y más para romper unos cuantos estereotipos. Porque a quien un eléctrico puro le parezca un vehículo solo de ciudad, aburrido y sin dinamismo alguno, se equivoca. En el Driving Center, los escenarios estaban pensados para poner a prueba el comportamiento del Born en diferentes escenarios en los que controlar situaciones de subviraje y sobreviraje, aprender a equilibrar los pesos para realizar una conducción deportiva sobre nieve y hielo, así como afrontar un 'slalom' a alta velocidad en el que la electrónica mostrará sus capacidades en este tipo de superficies.
Tan solo unos pocos minutos han sido necesarios para comprobar la agilidad y el magnífico comportamiento sobre superficies de baja adherencia del Cupra Born. Es fácil circular por las carreteras nevadas, sin perder un ápice de estabilidad; y aunque notes que se puede llegar a ir la parte trasera, su electrónica entra en acción y recobras la posición inmediatamente. Eso sí, aún con todas sus prestaciones, cabe recordar que en este tipo de condiciones, la frenada se puede ver comprometida. Siempre debemos mantener una gran distancia de seguridad con el vehículo que nos precede ya que nos llevará más metros de los que pensamos frenar completamente. Es más, ante baja adherencia, es mejor pisar el pedal del freno paulatinamente hasta detenerte. Nunca lo pises de golpe porque podría ser peor.

La ventana a un mundo en constante cambio

Muy Interesante

Recibe nuestra revista en tu casa desde 39 euros al año

Suscríbete
Suscripciones a Muy Interesante
tracking