¿Quiénes son los turkers?

Soñamos con un futuro en el que una inteligencia artificial o un robot pueda realizar cualquier tarea mecánica y repetitiva, pero eso aún queda lejos.

Los humanos somos todavía superiores a las máquinas en muchísimos trabajos, y los llamados turkers lo prueban. Su apelativo deriva de Mechanical Turk, un servicio de Amazon que permite subcontratar a personas de todo el mundo para completar labores específicas. Amazon se inspiró para el nombre en el turco mecánico original, una máquina del siglo XVIII creada por Wolfgang von Kempelen que jugaba magistralmente al ajedrez.

 

Tras engañar a aristócratas y negociantes de Europa y Estados Unidos, Von Kempelen tuvo que desvelar su secreto. En el interior del autómata se escondía un excelente jugador de ajedrez de carne y hueso que movía las piezas del tablero con palancas. La utilidad del Mechanical Turk de Amazon radica en que posibilita automatizar tareas. Si queremos, por ejemplo, etiquetar miles de fotos o transcribir textos, un ordenador puede tener problemas, pero un humano no. Si además se pueden distribuir estos trabajos entre varias personas, la eficacia aumenta.

 

Estas pequeñas labores están muy mal pagadas para los estándares de vida de ciertos países –se cobran céntimos de euro por etiquetar una fotografía con los elementos que aparecen en ella, por ejemplo–, pero en regiones en desarrollo, donde el coste de la vida es menor, pueden constituir una fuente importante de ingresos.

Etiquetas: curiosidadesinformáticatecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS