Una nariz para el iPhone

iphone-sensorFísicos del Centro de Investigación Ames de la NASA, en California, están desarrollando una nueva tecnología que proporcionará al iPhone de Apple y a otros teléfonos móviles de última generación la capacidad de "oler" diferentes sustancias químicas.

Se trata de un dispositivo del tamaño de un sello capaz de medir las concentraciones de metano, amoniaco, cloro y otros compuestos en la atmósfera. Equipado con 64 nanosensores integrados en un chip de silicio, el gadget permitirá conocer al instante los niveles de contaminación del aire en cualquier rincón del mundo, y enviarlos a un ordenador central que procese los datos. Un pequeño y prometedor aliado para la vigilancia medioambiental.

 

Etiquetas: medio ambiente

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar