Un grifo para ahorrar agua

agua-grifoLa cantidad de agua potable que se desperdicia (o que se emplea a una temperatura no deseada) mientras se espera para que llegue el agua caliente al grifo de la ducha o lavabo, o al fregadero de la cocina, depende fundamentalmente de la distancia que separa el calentador de agua del diámetro de la tubería que hay entre ambos, aunque también varía con el tipo de sistema calentador de agua, puesto que en la mayoría de los calentadores de gas el agua del circuito del calentador también se encuentra fría y el calentador tarda un cierto tiempo en empezar a calentar. Como consecuencia, con una media de cinco litros por habitante y día que se desperdician cada vez se ducha una persona en España, más de diez millones de litros de agua potable se convierten cada día en aguas residuales.

La Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM) en Albacete ha desarrollado un grifo y una bomba que permiten almacenar el agua que habitualmente se desperdicia mientras llega el agua caliente y, por tanto, reducir el consumo innecesario. Los promotores de esta idea creen que se podría poner en marcha un planteamiento similar al "plan renove" que promueva el cambio de los grifos actuales por otros más eficientes. La Universidad de Castilla-La Mancha busca ahora alguna empresa fabricante de griferías, de calentadores o de ambos productos, interesada en obtener la licencia de la patente para fabricar y comercializar este sistema de ahorro de agua cuyo coste es reducido, ya que aseguran que es la diferencia entre el coste de fabricación del grifo para ahorro de agua y el de un grifo normal es muy pequeña.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar