Robots con un cerebro bacteriano

Lo último en robótica llega del centro de investigaciones Virginia Tech, en EE.UU: la posibilidad de que los ingenios mecánicos del futuro puedan controlarse mediante… bacterias. Pero ¿es posible? ¿Y qué ventajas tiene?

De momento, los científicos han creado un modelo matemático para demostrar cómo funcionaría su novedosa idea. El robot llevaría sensores y microscopios fluorescentes en miniatura para detectar las diferentes expresiones genéticas de bacterias E. Coli. Convenientemente modificados, las E. coli se volverían rojas o verdes (con distinta intensidad) dependiendo de lo que comieran, y el ingenio reaccionaría a esos cambios cromáticos.

 

El estudio se inspiró en otros experimentos con seres vivos. Por ejemplo, un grupo de biólogos ha conseguido manipular el comportamiento sexual de moscas de la fruta mediante bacterias. Los expertos de Virginia Tech sugieren que la aplicación de este método de control a objetos inanimados podría ayudar a comprender mejor el papel que juegan las bacterias en la regulación del organismo humano o, incluso, en nuestros cambios de humor.

 

También creen que los droides “bacterianos” podrían ser útiles en tareas como la limpieza de vertidos de petróleo, donde los robots desplegarían microorganismos capaces de ingerir el hidrocarburo.

 

Etiquetas: bacteriascienciarobotsrobóticatecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar