Proyectos de neocartografía

neocartografiaLas nuevas herramientas de la era digital están revolucionando la cartografía. Los siguientes proyectos, procedentes de distintos lugares del planeta, demuestran que la ciencia de la geografía se halla en plena evolución.

Montañas de realidad aumentada

La Fundación Bruno Kessler (FBK), en la localidad italiana de Trento, está desarrollando una herramienta para automatizar el proceso de realidad aumentada -superposición instantánea de datos sobre una imagen- en paisajes naturales. Bautizada como Proyecto Marmota, la idea consiste en que el usuario saque una instantánea e indique las coordenadas para que el sistema haga el resto mediante bases de datos geográficas. "El verdadero potencial de este instrumento se hará evidente cuando miles o millones de personas registren y compartan sus fotos", indica Michele Zanin, de la Unidad de Investigación de Tecnologías de la Visión de esta fundación italiana.

Mira cómo se mueve la ciudad

En el SENSEable City Lab, laboratorio perteneciente al Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), se ha hecho un seguimiento de la actividad de los móviles de Amsterdam con el fin de visualizar, en tiempo real, atascos, patrones de desplazamiento o la respuesta ciudadana en situaciones excepcionales. Este sistema, bautizado como CurrentCity, brinda la oportunidad de mejorar la gestión de la urbe.

Una geografía de lo más cool

El objetivo de The Geography of Buzz, puesto en marcha el año pasado por las universidades de Columbia y del Sur de California (EE UU), es cuantificar y comprender cómo se desarrolla la escena cultural de las grandes metrópolis. Fue elaborado analizando unas 300.000 fotos tomadas en 6.000 conciertos, rodajes, desfiles de moda y otros eventos celebrados en Nueva York y Los Ángeles.

La información también va a pedales

Además de almacenar el exceso de energía cinética y devolverlo en forma de impulso extra cuando se necesite, The Copenhagen Wheel -otra inciativa del SENSEable City Lab del MIT- permite a los ciclistas crear y compartir información de su ciudad. Mientras que un sistema GPS registra la posición y las rutas recorridas, diversos sensores analizan la calidad del aire, cuentan los kilómetros o reciben informes sobre el tráfico. Toda esa información se transmite vía Bluetooth a otros móviles.

 

Francisco Javier Alonso

Etiquetas: tecnología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar