Palacios volantes



Aparentemente, estas aeronaves no son muy distintas de un Boeing 787 o de un Jumbo, según el modelo que se trate, pero la cosa cambia cuando se le echa un vistazo a su interior.

Palacios volantes



Y es que la cabina puede adaptarse para incorporar salas de conferencias, baños de ensueño e incluso dormitorios, todos ellos de gran lujo e ideados por distintas firmas de diseñadores.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar