'Nobel' de ingeniería para la mano biónica

i-LIMB, la primera mano "biónica" disponible comercialmente en el mundo, ha sido premiada esta semana con el galardón McRobert que otorga la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido.

La prótesis cuenta con cinco dedos que, gracias a sus respectivos motores, pueden funcionar y ser articulados de manera independiente. Por si esto fuera poco, el pulgar puede rotar 90 grados, igual que uno de carne y hueso. "Ésta es la primera prótesis de mano que puede replicar tanto la forma como la función de su homóloga humana" afirma Stuart Mead, presidente de Touch Bionics, la empresa fabricante de i-LIMB.

Para colocar la mano artificial no es preciso realizar una intervención quirúrgica, ya que cuenta con dos electrodos que se colocan sobre la piel y captan los impulsos generados por la contracción de las fibras musculares. Estas señales mioeléctricas son utilizadas por un ordenador que las interpreta y controla los movimientos de la prótesis.

Desde que i-LIMB fue lanzada al mercado en 2007, más de 200 personas amputadas se han beneficiado de su tecnología, incluyendo a varios soldados estadounidenses que perdieron miembros en la guerra en Irak.

 

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar