Llegan los drones marinos

Una empresa israelí desarrolla barcos robóticos antiminas.

Hasta ahora, la única forma de despejar las aguas de minas submarinas era enviar al lugar del peligro embarcaciones tripuladas que las desactivaran o destruyeran. Para acabar con ese riesgo, Elbit, una firma israelí de tecnologías de defensa y seguridad, ha diseñado un barco no tripulado

Lo llaman “Seagull” (gaviota), y es un navío robótico de 12 metros de eslora con un sistema de navegación autónomo capaz de evitar obstáculos. Se envía a las zonas elegidas en misiones de observación, búsqueda, detección y eliminación de minas submarinas y de superficie, que puede neutralizar con el armamento que integra. Su autonomía es de 96 horas.

Elbit afirma que su sistema permitirá manejar simultáneamente hasta dos de estos navíos, pero no ha dado más detalles de su funcionamiento ni ha anunciado cuándo estarán operativos.

El ingenio de la firma israelí supone un movimiento más en la carrera armamentística de desarrollo de barcos autónomos. A finales de 2014, la marina estadounidense realizó una prueba en la que consiguió manejar a la vez desde una sola consola 13 patrulleras robotizadas, y varios países trabajan en sus prototipos de este tipo de embarcaciones para la detección y eliminación de minas. 

Imagen: Elbit Systems

Etiquetas: aguadronestecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar