Las máquinas aprenden a vigilar a los humanos

camara-vigilanciaNo se necesita ser Jason Bourne para eludir a un ordenador que nos vigila a través de las imágenes de una cámara de video. Basta con cruzarse con alguien que se nos parezca, aunque sea vagamente, y la máquina probablemente seguirá otra pista. Sin embargo esta posibilidad de "engañar al "vigilante podría llegar a su fin después de que investigadores de la Universidad de Michigan (EE UU) hayan encontrado el modo de mejorar en más del 30 por ciento la precisión del software de seguimiento de las personas. El truco: que la máquina observe no solo adonde se dirige un individuo sino también qué está haciendo.

"Hemos creado un programa que comprende cuál es la actividad en la que está involucrada una persona o un grupo y con ello podemos obtener resultados de seguimiento mucho más robustos y estables", explica Silvio Savarese, profesor de ingeniería eléctrica, que asegura que se trata de una manera absolutamente nueva de resolver el problema del seguimiento. De hecho, el nuevo software reconoce interacciones tales como si un grupo de personas caminan juntas o por separado, si están paradas en una cola, si cruzan la calle, etc.

"Los movimientos de un individuo proporcionan información acerca de sus interacciones y las interacciones pueden pronosticar el comportamiento futuro de un individuo", aclaran los investigadores. Por ejemplo, cuando aparentemente dos personas caminan juntas y hablan, el ordenador puede "conectar sus pistas". Savarese y sus colegas enseñaron al ordenador a "pensar como un humano" introduciendo vídeos de sujetos con comportamientos etiquetados, para contribuir al reconocimiento de patrones sobre la base de la experiencia anterior.  "Nuestro método reduce la complejidad computacional y hace posible que la máquina infiera qué hará una persona sobre la base de sus actividades como individuo, sus interacciones con otros individuos, y el comportamiento dentro de grupos más amplios", dijo Savarese.

El nuevo software se podría usar en aplicaciones que van desde la visión en robots a la observación de conjuntos de animales salvajes o la detección de actividades sospechosas e incluso delictivas en una multitud. Además, Savarese tiene una aplicación en mente relacionada con la conducción que ayudaría a que los conductores a vigilar a los peatones activando una alarma, o incluso los frenos, si un peatón da un paso inesperado en la calzada.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar