La cola de los lagartos inspira el movimiento de los robots

lagarto-cola-robot2

 

Habitualmente se afirma que la naturaleza es la máquina más perfecta. Los órganos de los animales han evolucionado a lo largo de miles de años permitiéndoles adaptarse a las distintas condiciones para finalmente sobrevivir y llegar a ser lo que actualmente son. Por eso no es de extrañar que los investigadores observen la naturaleza y la evolución para crear robots cada vez más perfectos. Es el caso de un nuevo coche que utiliza una cola basada en los lagartos y los dinosaurios para conseguir una mayor estabilidad.

 

Los biólogos e ingenieros de la Universidad de California estudiaron la función de la cola de los lagartos para lograr perfeccionados movimientos y saltos. Su sorpresa llegó cuando descubrieron que el ángulo y la elevación de la cola es vital para conseguir una estabilidad envidiable y así compensar la rotación de su cuerpo.

Para llegar a esta conclusión el grupo de investigación dirigido por el profesor de Biología Integrativa, Robert J. Full, utilizó sistemas de vídeo de alta velocidad. Gracias a estos consiguieron analizar los distintos saltos del lagarto africano Agama agama de cabeza roja. Además, el estudio ha permitido arrojar un poco de luz sobre la función de la cola en los seres vivos y en los dinosaurios, pues su papel es todavía uno de los grandes misterios por conocer dentro de la zoología, aunque existen diversas teorías. Según esta nueva investigación los dinosaurios terópodos de dos patas utilizaban las largas colas para estabilizarse a la hora de esquivar obstáculos. Como apunta el propios Full, con esta función lo utilizarían dinosaurios como el velociraptor de Jurassic Park.

 

Generación de robots con cola


Como explica Mark Cutkosky ingeniero mecánico de la Universidad de Standford en Palo Alto, en la revista Science, el trabajo "ofrece valiosas evidencias para la próxima generación de robots móviles". Y es que como apunta el propio Robert J. Full, "la inspiración en la cola de los lagartos probablemente dará lugar a robots de búsqueda y rescate mucho más ágiles, así como robots con mayor capacidad para detectar peligros biológicos, químicos o nucleares.

Y es que, tras comprobar la importancia de la cola para estos lagartos, los investigadores colocaron una cola en un coche robótico para conseguir estabilizar el aparato en un salto por una rampa. Cuando la cola del tailbot, como llamaron al coche, era inmóvil, el aparato se precipitaba sin control, mientras que al incluir un giroscopio que inclinaba el apéndice durante el salto, conseguía que el coche aterrizase horizontalmente.

La cola de los animales es un ejemplo más de la importancia de la evolución ya no solo para su supervivencia en el pasado, sino para la creación de nuevos sistemas de movimiento robótico del futuro.

 

Etiquetas: dinosauriosrobótica

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar