Kingii: una pulsera para salvarte la vida

Piscinas, ríos y playas tienen peligro. Si te vas a pique, tira de la palanca del Kingii y un flotador se hinchará en un segundo para sacarte a la superficie.

También te puede interesar: Tablas de surf motorizadas, ¡al rescate!

Siempre parece que le pasa a los demás, pero un día puede tocarte a ti. Con el verano llegan los sustos en el agua, y muchos podrían evitarse gracias al Kingii, un wearable en forma de pulsera. Si te encuentras en apuros, tira de su palanca: la bolsa que se oculta en su interior se llenará de CO2, se inflará al instante y se convertirá en un miniflotador que te llevará a la superficie, incluso si pesas 130 kilos.  

El dispositivo, de solo 160 gramos de peso, se adapta a las muñecas de todas las personas mayores de seis años. Cuenta con un cartucho reemplazable de CO2 que se abre cuando tiras de la pequeña palanca; el gas liberado llena la bolsa, que se guarda en un pequeño compartimento. 

No puede sustituir a un chaleco salvavidas, pero sí mantenerte con vida hasta que llegue el rescate.

El miniflotador es de color naranja, para que resulte fácil de ver, y su forma hexagonal permite agarrarse a él con facilidad. El equipo se completa con un silbato para pedir ayuda si estamos lejos de otras personas, y una pequeña brújula integrada en la pulsera.  

El Kingii es fruto de la imaginación de Tom Agapiedes, un estadounidense que lo inventó despúes de que un amigo suyo se ahogara. Su creación no puede sustituir a un chaleco salvavidas, pero sí mantenerte con vida hasta que llegue el rescate. 

Cuesta 90 euros y no tiene gastos de envío. 

Etiquetas: tecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar