¡Qué suene la música!

¡Qué suene la música!Esta semana, la Orquesta Sinfónica de Detroit ha tenido un director muy especial: el robot humanoide Asimo (Advanced Step in Innovative Mobility) de Honda.

El pasado martes, el autómata abrió el concierto del reconocido violonchelista norteamericano de origen chino, Yo-Yo Ma, generando gran admiración entre los asistentes. La canción interpretada por la Orquesta Sinfónica de Detroit se titulaba Impossible Dream y, según han declarado los propios músicos la dirección de Asimo fue impecable. "Lo único que se echa en falta es que nosotros reaccionamos a él, pero él no reacciona frente a nosotros", aseguraba el trombonista Randall Hawes.

En la actualidad Asimo es capaz de correr, subir escaleras, trasladar objetos, reconocer personas y voces, saludar, seguir instrucciones, intercambiar frases simples o conducir a una orquesta, entre otras habilidades.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar