"Internet va a contribuir a la democracia en Cuba"

El viaje de Yoani Sánchez fuera de Cuba ha creado una gran expectación. Esta periodista residente en La Habana es una de las blogueras más célebres en español por Generación Y. Ha visitado Burgos para hablar de redes sociales y libertad  en iRedes, el III Congreso Iberoamericano de Redes Sociales y recoger el Premio iRedes Categoría Individual 2011 que no puedo recoger en su momento.


Muy Interesante: Hacía diez años que no salía de Cuba. ¿Cómo está viviendo este viaje, qué le está sorprendiendo?

Yoani Sánchez: Lo primero, que este ha sido un viaje en el tiempo. La integración de la gente con las nuevas tecnologías, cómo se conectan con sus móviles, cómo se interactúa no solo a través de los sentidos, sino a través de esos artilugios de pantalla y teclado… Eso ya me impresionó mucho.

Y luego, esa sensación de esperar que alguien venga a repudiarte. En Cuba siempre hay algo prohibido. No hagas esto, no hagas fotos, por aquí no se puede andar…… Y no es solo el policía, o el custodio: tu propia familia te lo dice para protegerte. Y aquí siento que la gente habla muy abiertamente de cualquier tema.

Y por supuesto, los sabores perdidos, reencontrados, lo que nunca había comido, los olores, las sensaciones, los abrazos… Porque hay gente a la que he conocido en el mundo virtual, como José Luis Orihuela, con el que he tenido una relación de amistad y colaboración durante años, que me ha enseñado muchas cosas de tecnología, y ahora verle en carne y hueso… Eso es muy impresionante.

Muy Interesante: ¿En qué es diferente el uso de las redes sociales que hace la gente en Cuba del que hacemos en Europa?

Yoani Sánchez: En Cuba el acceso a Internet es muy limitado. Aunque el Gobierno dice que hay más de un 20 % de la población conectada a Internet es una cifra muy inflada: ahí está también la gente que usa solo correo electrónico o una intranet. La realidad es que estamos por debajo del 3% de conectividad, lo cual es muy poco. La relación con las redes sociales en muchos casos es esporádica, en otros ninguna, en otros muy accidental.

Entre los jóvenes, por ejemplo, hay un gran gusto ahora por Facebook. Claro, cuando pueden entrar en algún lugar en esa red social. Pero Twitter hace un gran papel, porque tiene la ventaja de que incluso sin Internet, a través de mensajes de texto, puedes llevar contigo Twitter. A pesar de que somos una pequeña comunidad de tuiteros yo creo que el impacto es grande porque a veces incluso si el gobierno quiere negar una noticia, la acción de la gente en Twitter lo hace inviable.

Muy Interesante: ¿Cuánta gente puede estar conectada a Twitter en Cuba?

Yoani Sánchez: Conectada no, porque pueden emitir pero no pueden leer, no saben de trending topics… pero pueden emitir. Somos una pequeña comunidad de 120 tuiteros. Parece pequeña pero les puedo asegurar que para la Cuba de hace 10 años esa inmediatez de que escribes un mensaje de 140 caracteres en el móvil, das un clic y sale al mundo ya es un hecho informativo sin precedentes. 

Muy Interesante: ¿Las redes sociales pueden contribuir en Cuba a los cambios políticos, como sucedió en la Primavera Árabe?

Yoani Sánchez: Sí, pero no en tanta medida. En Cuba estamos en una etapa muy embrionaria del desarrollo de las redes sociales. En países como Egipto, Túnez o la propia Libia la gente tenía un nivel de contacto con la tecnología mucho mayor. A través de las Blackberry o de redes sociales como Facebook se pudieron convocar protestas. En Cuba de momento eso no sería posible porque de11 millones de ciudadanos solo el 1,8 tiene móvil, y la mayoría lo usa de manera muy utilitaria, los costes son altos… Pero sin lugar a dudas va a incidir, va a catalizar algunos procesos democratizadores.

Muy Interesante: El papel que ha jugado es muy conocido internacionalmente y sin embargo en su propio país se la conoce menos.

Yoani Sánchez: Mi objetivo cuando empecé a escribir mi blog no era hacerme famosa. La fama es un efecto colateral de mi trabajo. Pero sobre eso le diré que ha ocurrido algo muy interesante, que ciertas cosas se dan a conocer fuera y entran de nuevo en la isla. De pronto el tuit llega al teléfono de un exiliado y esa persona lo reenvía a Cuba. O llama a su pariente en la isla y le cuenta “Oye, que en la cuenta de Yoani he leído que…” es un sistema un poco accidentado, pero está funcionando.

Muy Interesante: ¿Cómo ayuda Internet a sortear la censura en Cuba?

Yoani Sánchez: Hay muchos mecanismos. Los cubanos tenemos facilidad para acceder a todo lo que está prohibido. Si te pones a ver, legalmente en Cuba no podrían tomar leche los niños mayores de siete años, pero eso no significa que no la tomen. Además de las cuotas racionadas, las madres, preocupadas porque nuestros hijos crezcan con el suficiente aporte de calcio nos sumergimos en el mercado clandestino para buscar esa leche. Lo mismo hacemos con la carne de res, con la ropa… Y con la información. Hay mucha información que llega indirectamente y hay personas que nunca se han conectado a Internet y sin embargo están leyendo noticias de páginas web.

Para publicar nos organizamos con un poco de ingenio. Por ejemplo, yo uso la plataforma Wordpress. Escribo en casa, no son textos informativos, son textos que trabajan más bien sobre la crónica, el día a día… así que no se ponen viejos rápidamente. Escribo tres o cuatro, me conecto en un hotel y corriendo como una loca trato de dejar programados los textos. De manera que el blog esté vivo aunque yo no esté en la web. Y como ese truco, a veces enviando por correo electrónico el texto a un amigo para que lo publique él…así se mantiene vivo mi blog, “Generación Y”. Y así lo hacen muchos de los bloggers del portal Voces Cubanas.


Muy Interesante: Hay quien piensa que el régimen ha “vendido” tu salida de la isla como una demostración de que su política de emigración funciona, en el sentido de que si Yoani ha podido salir de Cuba, puede salir cualquiera. ¿Te sientes utilizada?

Yoani Sánchez: No, no me siento utilizada porque una cosa es lo que crea el gobierno cubano que va a ser el resultado de la reforma migratoria y otro lo que va a suceder. La vida me ha enseñado que en Cuba trabajamos con herramientas muy del siglo XX mientras que el mundo se mueve en otro ritmo. Estoy pensando por ejemplo en Brasil, donde la embajada cubana estuvo detrás de algunos actos de repudio. El resultado final fue una enorme solidaridad durante toda la visita y 35.000 seguidores más en Twitter. Es decir,  el gobierno cubano cree que puede calcular el resultado de determinadas acciones, pero ya no sabe porque no maneja los métodos modernos. Entonces, si me dejaron salir para dar esa impresión tienen que saber que voy a seguir dando mi opinión, y el coste político de determinadas acciones va a ser alto.

Muy Interesante: ¿Cómo se está viviendo la noticia de la muerte de Hugo Chávez en Cuba?

Yoani Sánchez: Los cubanos están divididos entre dos sensaciones: por un lado, la gente sabe de la importancia de Venezuela como soporte de la economía familiar, y soporta al régimen también. Y muchas personas asocian la muerte de Hugo Chávez a desabastecimiento, falta de recursos, nuevo periodo especial… Eso preocupa a mucha gente.

Pero cuando el gobierno cubano se dé de bruces con el hecho de que ahora tiene que sobrevivir por sus propios medios, quizás se abran políticamente, flexibilicen, permitan más licencias por cuenta propia… Esto puede ser una variable que catalice el cambio. Ese es el dilema ahora mismo.

Yo lo que pienso es que un sistema hecho a imagen y semejanza de una persona no sobrevive a la muerte de ese hombre. Puede tardar un poco más, pero no puede sobrevivir sin la persona que lo creó.

Muy Interesante:¿Se siente segura allí y aquí?

Yoani Sánchez:Cuando uno vive en un totalitarismo que puede destruirte en cualquier momento y de todas s maneras posibles yo creo que lo mejor es no dejarse paralizar por eso. Está claro que hay una constante en la vida de cualquier activista y cualquier persona, y además no tienes por qué ser tu directamente, pueden dañar a tus seres queridos. Pero eso no debe impedirte levantarte cada mañana y hacer lo que haces. Cuando vine aquí le dije a mi familia: me voy en paz. Quiero estar aquí muchos años pero si termina mañana, he hecho lo que he querido, y estoy en paz.

Etiquetas: internetredes socialestecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar