Eligen el mejor invento británico del siglo XX

La máquina universal de Turing, un artilugio imaginario ideado en 1936 capaz de realizar cualquier operación matemática y fundamento de todas las computadoras modernas, ha sido elegido el mejor invento británico del siglo en una votación popular puesta en marcha por varios museos británicos, la Real Academia de Ingeniería del Reino Unido, la Asociación Británica para la Ciencia y la Royal Society. La idea de Alan Turing obtuvo el 18% de los votos enviados a través de la web www.topbritishinnovations.org.

A poca distancia, con un 17% de los votos, quedó el conocido coche Mini de la British Motor Corporation (BMC), fabricado en 1959, una vez concluida la Segunda Guerra Mundial, como respuesta a la demanda de automóviles compactos para uso doméstico que consumieran poco combustible, dada la escasez de petróleo que había provocado la crisis del Canal de Suez.

El ranking de inventos británicos del siglo XX lo completan la técnica de cristalografía de rayos X, el descubrimiento de los púlsares y la locomotora a vapor Mallard.


SUBIR
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.