El teléfono móvil y el e-mail, Premio Príncipe de Asturias

premio-asturiasLos ingenieros estadounidenses Martin Cooper y Raymond S. Tomlinson han sido galardonados con el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2009. La candidatura, propuesta por Vinton Cerf, es un reconocimiento a dos líneas de investigación, el teléfono móvil y el correo electrónico, que han revolucionado la manera de comunicarse de miles de millones de personas en todo el mundo.

El Jurado de este premio ha estado presidido por Enrique Moreno e integrado también por José Luis Álvarez Margaride, Juan Luis Arsuaga, Juan Ignacio Cirac, Pedro Miguel Echenique, Juliana Fariña González, Antonio Fernández-Rañada, Luis Fernández-Vega Sanz, Vicente Gotor, Santiago Grisolía, María del Carmen Maroto Vela, Petra Mateos-Aparicios, Amador Menéndez Velázquez, Rafael Nájera Morrondo, César Nombela Cano, Fernando Ortíz Maslloréns, Ana Pastor, Miguel Ángel Pesquera, Eduardo Punset, José Ramón Quirós García, Julio R. Villanueva, Guillermo Suárez Fernández y José Antonio Martínez-Álvarez (secretario).

Martin Cooper nació en Chicago (Illinois, EE.UU.) en 1928 y se licenció en Ingeniería Eléctrica en 1950. Pionero en la industria de la comunicación sin cables, Cooper inventó en 1973 el primer teléfono móvil portátil y supervisó además los diez años de trabajo que fueron necesarios para llevar el producto al mercado. Durante las casi tres décadas que trabajó para la compañía Motorola, desarrolló nuevos productos que generaron un importante volumen de negocio. Tras abandonar la empresa, cofundó la compañía Cellular Business Systems, que pronto dominó el mercado de la telefonía móvil. En 1992, cosechó un éxito similar al frente de ArrayComm, compañía de la que es director ejecutivo y con la que ha desarrollado el sistema de antenas inteligentes, otra gran revolución en el mundo de las comunicaciones inalámbricas, con aplicaciones no sólo en la telefonía móvil sino también en el uso de Internet inalámbrico de largo alcance. Ha colaborado con el Gobierno estadounidense para localizar nuevos espectros de radiofrecuencia y ha formulado la Ley de Eficiencia Espectral, también conocida como Ley de Cooper, que determina que el máximo de conversaciones de voz o transacciones de datos que pueden circular por un área del espectro radiofónico se duplica cada 30 meses.

Raymond Samuel Tomlinson nació en Amsterdam (Nueva York) en 1941. Estudió en el Instituto Politécnico Rensselaer de su ciudad natal, donde participó en un programa de la compañía IBM. Se graduó en Ingeniería Eléctrica en Rensselaer en 1963 y continuó su formación en el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT). En 1967 se unió a la compañía tecnológica Bolt Beranek y Newman -ahora Tecnologías BBN-, en la que contribuyó a desarrollar el sistema operativo TENEX, que incluía ARPANet y TELNET. En 1971 desarrolló la primera aplicación de correo electrónico de ARPANet al combinar satisfactoriamente los programas SNDMSG y CPYNET para enviar mensajes entre ordenadores. Eligió el símbolo de la arroba para distinguir los correos locales de los globales en la dirección del mensaje. Poco después, la arroba se convirtió en el icono digital que es hoy.

El programa inicial de Tomlinson supuso una revolución, ya que rompió las barreras iniciales para el futuro desarrollo del email, que rápidamente se convirtió en una de las aplicaciones más utilizadas de la red y que por su inmediatez y bajo coste ha sabido adaptarse a las demandas comunicativas de las sociedades desarrolladas.


Etiquetas: internettecnología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar