El robogusano que se controla con la luz

Este robot del tamaño de una oruga repta, escala pendientes, se cuela por cualquier agujero y empuja objetos de diez veces su tamaño.

Pulpos, gusanos y otros invertebrados se han convertido en la nueva fuente de inspiración de los creadores de robots, interesados en máquinas flexibles e incluso capaces de cambiar de forma y tamaño, lo que las hace muy versátiles.

Siguiendo esta línea, un equipo de investigadores de la Universidad de Varsovia ha desarrollado un robot del tamaño de una oruga que se mueve como lo hace esta larva. Este bicho de 15 milímetros de longitud obtiene su energía de la luz, se controla con un láser y además de arrastrarse por superficies planas, sube por pendientes, se contrae para colarse por aberturas estrechas y transporta cargas que superan diez veces su peso. 

Su cuerpo está hecho de elastómeros cristalinos líquidos (LCE por sus siglas en inglés), un material inteligente desarrollado por el Instituto Lens de la Universidad de Florencia que cambia cuando lo alcanza la luz visible. Este tipo de polímero puede moldearse en formas tridimensionales que respondan de la manera que deseemos a la luz. Así, resulta posible crear estructuras complejas de LCE manipulables con un rayo láser. 

Mira cómo se mueve este microrrobot oruga. 

 

¿Y todo esto para qué? Desarrollar robots que imiten los movimientos y habilidades de animales flexibles y deformables permitirá crear máquinas capaces de actuar en terrenos accidentados y difíciles –por ejemplo entre los escombros de una catástrofe–, y con un gasto energético menor que otros robots. Si además se controlan con una herramienta relativamente barata y limpia como la luz, la ecuación está completa: el futuro robótico será flexible o no será. 

Según declara Piotr Wasylczyk, de la Universidad de Varsovia, "diseñar robots flexibles de materiales blandos abre un nuevo paradigma en la estructura, el suministro de energía y el control de estas máquinas. Estamos empezando a aprender de la naturaleza y a acercar nuestros diseños a los surgidos de la evolución natural".

Imagen: Universidad de Varsovia. 

Etiquetas: robotsrobóticatecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar