El matrimonio del disco duro y la televisión digital


Uno de los dolores de cabeza que trae aparejada la omnipresente televisión digital terrestre (TDT) es tener que incorporar a nuestro repleto mueble otro ?cacharro? más, en este caso el decodificador, con la consiguiente necesidad de interconectarlo a los que ya tengamos, desde el vídeo o el DVD hasta el decodificador de canal de satélite.

Una buena alternativa puede ser adquirir una de las nuevas grabadoras de DVD con disco duro, que llevan también en su seno un sintonizador de televisión digital. Entre sus ventajas cabe destacar que la señal de TDT es más estable, sin problemas de doble imagen. De esta forma, reunimos dos aparatos en uno y además nos subimos al carro del denominado hard disk, el sistema que, sin necesidad de discos, ofrece mayor capacidad de grabación.

En el caso de la TDT, esta puede ser programada de forma intuitiva, sin que nos haga falta indicar las horas de inicio y final de lo que queremos grabar, gracias a su función de guía electrónica semanal de programas.

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar