El hoverboard volador

Alexandru Duru se ha ganado el sobrenombre de "el Marty McFly de Canadá". Razón: haber creado (¡al fin!) un hoverboard aéreo.

Alexandru Duru, un ingeniero de software de Montreal, batió hace un año el récord del mundo de distancia volada en hoverboard. Subido a un cacharro desarrollado por él mismo, cubrió 279,5 metros sobre las aguas del lago Ouareau, en Quebec. El vuelo duró algo más de minuto y medio, y el intrépido inventor llegó a alcanzar una altura de 5 metros. Para finalizar, se posó lenta y elegantemente en la superficie acuática. Ahora, trabaja intensamente en un nuevo prototipo de su ingenio.

 

Duru ha pasado cinco años trabajando en este aparato, al que llama Omni. Su primer modelo era poco más que una tabla de madera atada a un motor de hélice, pero lo ha ido refinando y ahora es una estructura de fibra de carbono propulsada por ocho hélices alimentadas por baterías de polímero de litio.

¿Cómo se pilota? Duru controla la altitud y la velocidad con un mando a distancia y fija sus pies a la tabla con unas sujeciones de snowboard.

Este inventor, de 31 años y de origen rumano, ha creado una empresa (Omni Hoverboards) para desarrollar el nuevo prototipo, y cuenta con la ayuda de estudiantes de la universidad de su ciudad. Según dice, su próximo hoverboard volador (que debería estar listo en 2017) será más pulido y fino, desarrollará más potencia, y resultará más seguro, el factor clave para que pueda convertirse en un vehículo comercial.

Si lo consigue, estaremos más cerca del patinete volador de Marty McFly en Regreso al futuro.   

Etiquetas: tecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar