Crean un sistema anti-censura para Internet

censura-internetSe llama Telex, ha sido creado por investigadores en Ciencias de Computación de la Universidad de Michigan (EE UU) y la Universidad de Waterloo (Canadá), e impide que un gobierno censor bloquee sitios web individuales. "Internet podría catalizar el cambio dando a la gente el poder mediante la información y la comunicación", defiende J. Alex Halderman, uno de los creadores de Telex. "Los gobiernos represivos han respondido imponiendo agresivos filtros en Internet; si podemos encontrar las formas de mantener abiertos esos canales podemos devolver a la gente la libertad de expresión y el acceso a la información", añade el investigador.

Los sistemas típicos contra la censura actualmente hacen que los usuarios eludan los bloqueos redirigiéndolos mediante un servidor exterior llamado 'testaferro'. Pero el censor puede vigilar el contenido del tráfico en toda la red y en ocasiones encuentra y bloquea también al testaferro.

En el caso de Telex, los usuarios instalan el programa y los proveedores de servicios de Internet (ISP por su sigla en inglés) situados fuera del país censor instalan equipos llamados estaciones Telex. Cuando un usuario quiere visitar un sitio que está prohibido, establece una conexión segura con un sitio HTTP de la red, que podría ser cualquier sitio protegido con contraseña que no esté bloqueado. Ésta es una conexión señuelo. El programa Telex marca la conexión como un pedido de Telex insertando una etiqueta con un código secreto en los titulares de la página. La etiqueta usa una técnica de criptografía conocida como "estenografía de clave pública". El pedido del usuario pasa a través de dispositivos de ruta en varios ISP, algunos de los cuales pueden ser estaciones de Telex. Estas estaciones tienen una clave privada que les permite reconocer las conexiones etiquetadas de los clientes de Telex. Las estaciones desvían las conexiones de forma que el usuario pueda ir a cualquier sitio en internet.

Eso sí, para que funcione, "se requeriría el apoyo de los países que sean amigos de la causa de una Internet libre y abierta", ha dicho Halderman. De momento los investigadores han instalado una estación Telex en un ISP simulado en su laboratorio. Lo usan para sus excursiones diarias por Internet durante los últimos cuatro meses y lo probaron con un cliente en Pekín que fue capaz de ver vídeos de YouTube en curso aún cuando el sitio estaba bloqueado en su país de origen.

 

Etiquetas: internet

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar