Corazones impresos en 3D made in Spain

La empresa española BQ está ayudando a aumentar la tasa de éxito de las operaciones gracias a su impresora 3D Witbox 2.

La marca nacional BQ, famosa tanto por sus smartphones como por sus otros dispositivos como tabletas o ebooks, se ha establecido también, con paso muy firme, en el campo de la impresión 3D. Hablamos de la impresora 3D Witbox 2, una versión mejorada de su primera máquina, con la que, con la colaboración con el Hospital Virgen del Rocío (Sevilla) están realizando una labor que ayuda a salvar vidas en las mesas de quirófano.

 

El proyecto común se basa en que los especialistas emplean la máquina de impresión 3D para imprimir réplicas de corazones con cardiopatías congénitas severas -en 3D, por supuesto-, que luego utilizarán los cirujanos para practicar y preparar las intervenciones quirúrgicas más complejas con más precisión, perfeccionando la técnica y método de actuación antes de entrar al quirófano.

 

Mejorar la planificación de las operaciones es crucial para tener éxito y reducir el riesgo de que aparezcan complicaciones imprevistas en medio de la operación. Teniendo en cuenta que cada corazón es único, saber de antemano cómo es la forma del corazón, su tamaño, sus cavidades internas o la manera en la que está conectado con los grandes vasos que lo circundan es crucial para hacer frente a casos de cardiopatías congénitas severas, sobre todo entre los más pequeños, donde se dan 8 de cada 1.000 casos de recién nacidos con este problema.

 

¿Cómo se imprimen los corazones?

 

Como es crucial conocer con precisión las estructuras anatómicas de cada paciente, los expertos utilizan filamentos flexibles para imprimir las réplicas de los corazones, que se generan a partir de imágenes de TAC y de resonancia magnética, recreando a la perfección la forma única de los órganos en 3D y darles la posibilidad a los especialistas de observar el corazón en sus manos para buscar el mejor camino de abordar la intervención antes de llegar al momento de la operación.

 

 

Desde 2006 ya se han realizado más de 1500 reconstrucciones virtuales de casos reales de pacientes y desde el 2011 se han impreso piezas para pacientes en más de 400 de los casos.

 

El empleo de la Witbox 2 en el Hospital Virgen del Rocío ha posibilitado así ganar en precisión quirúrgica, reducir los tiempos de la cirugía y elevar la tasa de éxito de las operaciones.

 

 

Sobre la Witbox 2

 

La impresora Witbox 2 totalmente opensource (software libre) cuenta con un chasis de acero, rodamientos lineales, un buen volumen de impresión de 297 x 210 x 200 mm, espacio de impresión cerrado con puerta con llave, una resolución de hasta 20 micras, una cama de impresión de nivelado automático que emplea imanes de neodimio para fijarse al chasis haciéndola fácilmente extraíble y tiene un lector de tarjetas SD así como un puerto USB para introducir los diseños a imprimir, entre otras características.

 

Etiquetas: 3Dcorazónimpresoras 3Dmedicinatecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar