Construyen micropeces robot

Es posible dirigir sus movimientos mediante un sistema de control magnético

Un equipo de ingenieros expertos en nanotecnología de la Universidad de California, en San Diego, ha utilizado un avanzado sistema de impresión 3D para construir unos diminutos robots a los que han dado forma de pez. Los micropeces, como los han denominado, pueden desplazarse eficazmente en entornos líquidos gracias a un sistema de propulsión química que emplea peróxido de hidrógeno.

 

Las nanopartículas de platino que los robots llevan incorporadas en su cola reaccionan con este compuesto, lo que les confiere el impulso necesario para moverse. Además, es posible dirigir sus movimientos mediante un sistema de control magnético que estimula las nanopartículas de óxido de hierro que los micropeces llevan fijadas en la cabeza

 

En un estudio publicado en la revista Advanced Materials, los desarrolladores de estos ingenios destacan que su trabajo podría inspirar la construcción de una nueva generación de microrrobots “inteligentes”, que podrían emplearse para eliminar compuestos contaminantes, equiparse con sensores para recabar datos o depositar fármacos en zonas específicas del organismo, lo que mejoraría muchos tratamientos médicos.  

 

Para demostrarlo, los investigadores, coordinados por los profesores Shaochen Chen y Joseph Wang, de la citada universidad estadounidense, añadieron a los micropeces un compuesto de polidiacetileno  (PDA) capaz de neutralizar una toxina parecida a la que puede encontrarse en el veneno que secretan algunas abejas. Cuando los micropeces entraron en contacto con estas moléculas, las partículas de PDA emitieron un fulgor rojizo. Esto es, no solo pueden eliminar los productos indeseados, sino utilizarse para detectar dónde se encuentran.

 

Es más, el sistema de impresión 3D que se ha utilizado para fabricar estos dispositivos puede adaptarse para que en vez de semejar peces tengan otras formas, por ejemplo la de un ave. El proceso permite construir en unos segundos cientos de microrrobots, cada uno de 120 micrómetros de largo (un micrómetro equivale a la millonésima parte de un metro; un cabello humano tiene unos 70 de diámetro) y 30 de grosor.  

 

Imagen: W. Zhu and J. Li, UC San Diego Jacobs School of Engineering.

 

Etiquetas: animalesrobotsrobóticatecnología

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar