Cobalt Co50 Valkyrie: el avión más bonito del mundo

Esta esbelta y elegante maravilla solo tiene un pero: cuesta 670.000 euros.

Jeques árabes, cracks del fútbol, triunfadores de Silicon Valley y otros millonarios podrían figurar en la lista de los que ya han encargado un Cobalt Co50 Valkyrie, un avión de cinco plazas que vuela a 480 km/h impulsado por un motor de 350 caballos de potencia y cubre distancias de hasta 2.000 kilómetros. Suficiente para desayunar en Nueva York, pasar un día de playa en las Bahamas y regresar a la mañana siguiente.

Las primeras unidades se entregarán a mediados de 2017, y hacerse con una personalizada al detalle (¿lo prefieres plateado o en negro?) sale por 750.000 dólares, unos 672.000 euros al cambio.    

El creador de esta preciosidad es David Loury, un ingeniero aeroespacial francés que fundó la empresa Cobalt hace diez años con una idea en mente: crear aparatos de diseño futurista, esbeltos, rápidos, seguros y muy fáciles de pilotar. 

La importancia de la estética se aprecia en cada detalle del Co50 Valkyrie: la cubierta de la cabina se ha hecho con una sola pieza de plexiglás que ofrece un ángulo de visión de 320 grados, el mayor que se ha conseguido en un avión privado.

Lujos para felices minorías

En el interior encontramos asientos de cuero trabajado a mano por antiguos artesanos de Hermès, y en el sencillo y minimalista tablero de mandos hay espacio para cargar el iPad (los millonarios son muy de Apple). Pese a lo compacto del avión (9 metros de largo, 9 de envergadura y 3 de alto), Cobalt asegura que dentro caben sin agobios los palos de golf, los esquís y las maletas. Esperamos que no haya problemas con las cubiteras y las botellas de Moët & Chandon. 

SEGURO QUE TE INTERESA...

David Loury deseaba un avión eficiente y sencillo de pilotar, y por eso creó el Valkyrie con la configuración de un canard: este es el nombre que reciben las aeronaves en las que el estabilizador horizontal se sitúa por delante de las alas. Este detalle hace al aparato un 20 % más rápido que otros de su estilo, y permite que consuma menos combustible, algo importante incluso para los magnates del petróleo. 

Además, esta configuración lo hace más estable y seguro en vuelo: la entrada en pérdida resulta casi imposible, según Loury, que vende como nadie las virtudes de su hermosa criatura. Afirma que "una vez que enciendes el motor, el Valkyrie es tan fácil de llevar como un coche. Te perdonará tus errores, aunque seas un mal piloto".  

Etiquetas: tecnología

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar