Cinco cosas que deberías saber sobre el sistema de navegación Galileo

galileo2Te contamos todo lo que necesitas saber sobre el nuevo sistema de navegación europeo.

¿Cuántos satélites componen el sistema Galileo?

Galileo es el Sistema Global de Navegación por Satélite (GNSS) de Europa, y estará compuesto por 30 satélites (27 operativos y 3 de reserva) distribuidos en tres planos orbitales MEO a 23.222 km de altitud sobre la Tierra, con una inclinación de 56 grados con respecto al ecuador. Los satélites estarán distribuidos uniformemente en cada plano y tardarán 14 horas en completar una órbita a la Tierra. Cada plano contará con nueve satélites operativos y con uno de reserva.

¿Por qué Europa necesita Galileo?
El posicionamiento por satélite se ha convertido en la forma estándar de navegación. Si las señales de los satélites se interrumpiesen de repente, muchos barcos y aviones tendrían dificultades para volver a utilizar las técnicas de navegación tradicionales. La Comisión Europea (CE) estima que el 6-7% del PIB europeo - unos 800 mil millones de Euros en términos monetarios - depende de los servicios de navegación por satélite. Sin embargo, los usuarios europeos no tienen otra alternativa que determinar su posición con el sistema GPS estadounidense o con el sistema GLONASS ruso.

¿Qué precisión ofrece?
Con 30 satélites a esta altitud, hay una probabilidad muy alta (mayor del 90%) de poder ver un mínimo de cuatro satélites en cualquier momento desde cualquier lugar del mundo, lo que es en principio suficiente para determinar con precisión la posición del usuario. Lo normal será tener siempre a la vista de seis a ocho satélites, lo que permite calcular la posición con un margen de error será del orden de unos pocos centímetros. Al ser compatible con GPS, Galileo duplicará el número de satélites visibles en cada momento.

¿Qué mejora el sistema Galileo frente al GPS?
Por un lado, permite calcular la posición con gran precisión en prácticamente cualquier punto del planeta, incluso en las grandes ciudades donde los edificios ocultan la señal de los satélites cercanos al horizonte. Además, mejorar la recepción de las señales de navegación a altas latitudes. Los satélites de Galileo estarán situados en órbitas con mayor inclinación que las de GPS, lo que mejorará la calidad de la recepción a altas latitudes y en los polos, y en particular en el norte de Europa.

¿Cuándo estarán disponibles los servicios de navegación?
La segunda fase comienza con el lanzamiento de los cuatro primeros satélites operacionales, dos el 20 de octubre de 2011 y otros dos a mediados de 2012. Entre 2012 y 2014 se lanzarán 14 satélites más, lo que permitirá suministrar los primeros servicios de navegación en 2015.

 

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar