Ascenso directo al cielo

ascensorespacial2.jpg¿Quién necesita una escalera directa al cielo pudiendo subir en ascensor? La fundación Spaceward lleva desde 2005 apoyando a los ingenieros de todo el mundo que trabajan para poner en marcha un ascensor espacial. Y ya parecen tener algunos interesantes avances.

Conseguir un cable lo suficientemente resistente es de momento el mayor escollo para los ingenieros. Una de las opciones más prometedoras consiste en utilizar nanotubos de carbono, que proporcionen a la vez flexibilidad y resistencia. Esa es la apuesta de compañías como LiftPort Group, así como de todo Japón, donde el gobierno nipón ya ha convertido oficialmente el proyecto en una prioridad nacional. Por su parte LaserMotive, otra de las compañías que compiten en esta peculiar "carrera espacial", apuesta por un mecanismo basado en rayos láser.

Si todo transcurre según lo previsto, el futuro ascensor espacial se anclará a una plataforma en alta mar cerca del ecuador. Desde ahí ascenderá hasta una pequeña estación situada a miles de kilómetros de la Tierra en una órbita geoestacionaria, la misma que utilizan miles de satélites. La fuerza de la rotación de la Tierra mantendría en tensión el cable tendido de un punto a otro, del mismo modo que vuela un columpio girando en el extremo de un tiovivo. El resultado sería una "autopista vertical" que reducirá los costes del envío de naves y sondas al espacio.

De los avances de los distintos investigadores que trabajan en el ascensor espacial da buena cuenta este blog. En facebook ya se ha creado un grupo sobre el tema. Y si le interesa también puede mantenerse al día a través de este twitter monotemático.

Por otra parte, tras la celebración de la primera Conferencia del Ascensor Espacial en Redmond (Washington, Estados Unidos) este verano, los expertos preparan dos nuevas reuniones antes de finales de año en Japón y Europa.

Etiquetas: ciencia

Continúa leyendo

COMENTARIOS

También te puede interesar