¿Los perfeccionistas son buenos amantes?

El perfeccionismo puede conducirnos a sufrir una baja autoestima sexual.

También te puede interesar: Cuatro inconvenientes de ser demasiado perfeccionistas

Los perfeccionistas buscan siempre un alto nivel de rendimiento en todo lo que hacen en la vida, y esa característica los hace propensos a realizar autoevaluaciones negativas y a ser muy críticos también con quienes les rodean.

Se han llevado a cabo numerosas investigaciones sobre las consecuencias que puede tener este factor de personalidad en muchos ámbitos de la vida, pero en pocas ocasiones se había estudiado cómo afecta en la sexualidad. En ese terreno, una investigación publicada recientemente por los psicólogos Joachim Stoeber y Laura N. Harvey, de la Universidad de Kent (Inglaterra), llega a la conclusión de que ese factor de la personalidad puede tener un efecto inhibidor.

 

Los autores del estudio analizaron cómo pueden influir los diferentes tipos de perfeccionismo en la vida sexual de las mujeres. Para ello, pidieron a 366 mujeres que completaran encuestas durante tres meses –de diciembre de 2013 hasta febrero de 2014– y analizaron cómo podían influir en sus vidas sexuales los diferentes tipos de perfeccionismo: autoorientado (tendencia a establecer objetivos poco realistas), basado en el otro (exigente ante los demás e intolerante) y socioprescrito (creencia de que la sociedad tiene altas expectativas acerca de uno que no se deben decepcionar).

 

Según los resultados, el socioprescrito es el que más influye de forma nociva. Contribuye a un negativo autoconcepto sexual de la mujer y está vinculado a disfunciones sexuales como la anorgasmia o el bajo deseo sexual. Además, es un predictor de la disminución de la autoestima sexual y aumenta la ansiedad en las relaciones.

 

Etiquetas: investigaciónpsicologíarelaciones sexualessexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS