¿La forma de la vagina influye en el orgasmo?

Una de las preguntas más comunes que suelen hacerse muchas mujeres es por qué no logran alcanzar el orgasmo. Un reciente estudio ha hallado la respuesta: todo se debe a la forma de la vagina.

Son múltiples los libros, los manuales y los profesionales que han hablado sobre las diferentes posturas que se deben adoptar durante las relaciones sexuales con el fin de alcanzar el orgasmo, sobre todo en el caso de la mujer. Muchos atribuyen esta dificultad a bloqueos psicológicos, mientras que otros opinan que esto se debe a una deficiente calidad de la práctica erótica. Pero, ¿qué sucedería si se conociera que todo se debe a la forma de la vulva?

Según un estudio reciente, publicado en el Clinical Anatomy, la anatomía de cada mujer parece ser la que origina la diferencia, y el clítoris es la estructura principalmente implicada. Si este se encuentra a una distancia igual o inferior a 2,5 centímetros del tracto urinario, esas mujeres podrán llegar al orgasmo a través del coito, o penetración. Si bien, si la distancia es superior, es poco probable que logre alcanzar el clímax si no tiene una estimulación directa de esta zona genital.

¿Por qué influye tanto la distancia entre el clítoris y el tracto urinario? Porque cuanto más cerca se encuentre, más estimulación recibirá a la hora de la penetración. Si se encuentra más lejos, no será rozado con la misma intensidad.
De todas formas hay que dejar claro que aunque no se alcance el orgasmo a través del coito esto no impide poder disfrutar de unas relaciones sexuales plenas y completamente satisfactorias. La anatomía de cada mujer no es un impedimento, si no que es un descubrimiento diferente que debe aprender a conocerse para saber disfrutar de él al máximo.

Una recomendación sería realizar un juego consistente en la autoexploración y el autoconocimiento. En este caso se privaría a la pareja de roces o caricias a nivel genital y se propiciaría todo tipo de tocamiento en el resto del cuerpo, con el fin de descubrir otros lugares que desencadenen tanto o más placer que los que ya se conocen. A veces nos focalizamos demasiado en lo ya conocido y descuidamos todo el amplio abanico de sensaciones que nos proporciona el órgano más grande que poseemos, la piel.

Raquel Graña escribe en Intimasconexiones.com

Etiquetas: orgasmoorgasmo femeninorelaciones sexualessexosexo femeninovagina

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS