Sexo tras un infarto

Gracias a los avances en el diagnóstico y el tratamiento de problemas cardiovasculares, el número de personas que sobrevive a un ataque al corazón es cada vez más. La vuelta al trabajo, a la rutina, se realiza en pocas semanas pero... ¿qué pasa con las relaciones sexuales? A pesar de que las directrices internacionales de cardiología avalan que en una semana o dos se puede volver a tener sexo sin peligro alguno, no son pocas las personas que por miedo, no se atreven a retomar la práctica del sexo con su pareja.

 

Un reciente estudio dirigido por la Universidad de Yale (EE.UU.) y coordinado por el cardiólogo del Hospital Gregorio Marañón de Madrid (España) Héctor Bueno, ha investigado las características de las mujeres jóvenes que han sufrido un infarto y cómo este afecta a su vida en comparación con los hombres de la misma edad.

 

El estudio contó con la participación de 3.500 hombres y mujeres de entre entre 18 y 55 años con infarto de miocardio. Los resultados demostraron que limitar de alguna forma la actividad sexual de los infartados es completamente erróneo ya que, como promedio y en general, el esfuerzo metabólico que requiere el acto sexual no es mucho mayor que el que requiere subir dos pisos por las escaleras, por ejemplo.

 

Eliminar o reducir las prácticas sexuales tras un infarto solo sería indicado en caso de infartos complicados en los casos en los que los pacientes sigan teniendo síntomas tras haber sufrido el infarto de miocardio.

 

Así, el estudio reveló que más del 90% de los pacientes españoles tenía una vida sexual activa antes de padecer el infarto, por lo que “mantener una actividad sexual satisfactoria es un factor esencial en la recuperación del paciente”, explica Bueno, coautor del estudio publicado en la revista Circulation.

 

Etiquetas: saludsexosexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar