Los hombres quieren compromiso cuando hay pocas mujeres

Los estereotipos sexuales no son tan simples como creemos; así, los hombres no siempre quieren tener un abanico importante de compañeras sexuales y las mujeres siempre una relación estable. Esta creencia, basada en los conceptos de Charles Darwin y la promiscuidad de los machos para garantizar la descendencia, ha sido desmontada por la investigación realizada en la Universidad de Utah (EE.UU) con indígenas Makushi en Guyana.

 

Lo cierto es que los hombres son mucho más propensos a comprometerse cuando las mujeres escasean. Para confirmar esta hipótesis, los científicos entrevistaron durante 2010-2011, a 300 hombres y mujeres Makushi de entre 18 y 45 años de edad en ocho comunidades rurales, con una proporción de 90-140 hombres por cada 100 mujeres. Emplearon el test del “Inventario de Orientación Sociosexual” para saber qué individuos estarían más inclinados a tener relaciones sexuales sin compromiso y cuáles no.

 

El resultado de los cuestionarios reveló que los hombres Makushi mostraban una mayor disposición a participar en relaciones sexuales sin compromiso que las mujeres (como marca el estereotipo sexual) pero también son más propensos a querer relaciones comprometidas cuando hay menos mujeres disponibles, sin importar la edad que tengan estas. Las mujeres, por el contrario, parecían mostrarse indiferentes a los cambios y no preferían siempre el compromiso sin importar si había más o menos hombres disponibles para el matrimonio.

 

El compromiso con una relación está influenciado por la disponibilidad de compañeros. Así que podemos pensar en el número de hombres y mujeres en una población como un mercado potencial de apareamiento donde los principios de la oferta y la demanda se siguen imponiendo”, explica Ryan Schacht, líder del estudio a la revista Royal Society Open Science.

 

El estudio pone sobre la mesa que los hombres están interesados en las aventuras sexuales esporádicas única y exclusivamente cuando hay bastantes mujeres disponibles. Sin embargo, si escasean, intentan permanecer con una única pareja y tener estabilidad con ella.

 

Lógicamente estos resultados no son extrapolables a las sociedades industrializadas occidentales, pero “pueden darnos algunas pistas del comportamiento humano: para las mujeres en entornos urbanos (con muchas parejas potenciales a su alcance) puede ser difícil dar con uno dispuesto a sentar la cabeza, mientras que a las de zonas rurales (donde las posibilidades son menores) les puede resultar más fácil”, aclara Schacht.

 

Etiquetas: parejasexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar