Los genes pueden predecir la edad de la primera experiencia sexual

Investigando las profundidades del genoma humano.

Según un nuevo estudio liderado por el Consejo de Investigación Médica de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), existen genes que pueden predecir los hitos sexuales del ser humano, tanto la entrada en la pubertad, la precocidad sexual o el número de hijos que tendrá. El descubrimiento ha sido publicado en la revista Nature Genetics.

 

Existen diversos factores que influyen a la hora de iniciación en las relaciones sexuales como el contexto familiar o la situación socioeconómica, sin embargo, la asociación de estos extremos a los genes es algo nuevo. Estamos ante el primer estudio que relaciona la secuencia genética y la biología con comportamientos sexuales y reproductivos.

 

Los investigadores examinaron los datos procedentes del ADN de más de 380.000 personas, hallando hasta 38 variaciones genéticas asociadas a comportamientos sexuales y reproductivos, como el inicio de la pubertad o la edad de la primera relación sexual. Todos estos genes, o al menos en su mayoría, estaban implicados en el desarrollo cerebral y neuronal.

 

“Un ejemplo es una variante genética encontrada en CADM2, un gen que controla la actividad cerebral. Esa variante se ha asociado con una personalidad más proclive a correr riesgos, y también con la precocidad sexual y con un mayor número de hijos”, explican los autores del trabajo.

 

 

Edad de iniciación sexual

 

Los expertos analizaron datos genéticos procedentes del biobanco británico de 59.357 hombres y 66.310 mujeres con edades comprendidas entre los 40 y 69 años (dentro de un estudio de aleatorización mendeliana para determinar relaciones causales) y la media de edad de iniciación sexual fue en ambos casos 18 años. El primer hijo, a los 25 años.

 

Posteriormente, replicaron los resultados en 241.910 hombres y mujeres de Islandia y en 20.187 mujeres estadounidenses sanas de más de 45 años con antepasados europeos. Las conclusiones revelaron que la edad de iniciación al sexo y la edad del primer parto tenían un componente genético moderado, viéndose influenciadas ambas por el inicio de la pubertad.

 

“Ahora hemos demostrado que la edad de la pubertad también puede influir a los jóvenes, acelerando la precocidad sexual y empeorando el rendimiento escolar”, afirma Ken Ong, coautor del estudio.

 

Etiquetas: genéticasaludsexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar