Los espermatozoides son extraordinariamente eficientes nadando a contracorriente

Del mismo modo que el salmón nada río arriba para desovar, el espermatozoide recorre una distancia nada desdeñable, atravesando un terreno igualmente escarpado, en su afán por fecundar el óvulo. Un estudio científico ha indagado acerca del mecanismo físico que guía a la sinuosa célula en su arduo camino hasta su homóloga, concluyendo que esta reacciona a los cambios en la velocidad de la corriente cerca de las paredes de las trompas uterinas, donde el flujo se ralentiza al ser atraído hacia la superficie. El hallazgo, efectuado por investigadores del MIT y de la Universidad de Cambridge (EE.UU.), será publicado en los próximos días en la revista eLife, y ayudará a entender el enigmático proceso de la singamia o fecundación.


De los cientos de millones de células sexuales que inician el arduo camino hasta los oviductos, sólo unas pocas consiguen siquiera acercarse a su destino. Además de nadar en la dirección correcta y recorrer distancias que constituyen 1.000 veces su propia longitud, estas deben evitar diferentes sustancias químicas letales. Para investigar los mecanismos que subyacen a la orientación de los gametos, los investigadores construyeron un entramado de microcanales artificiales que permitían variar el flujo de fluido y analizar la respuesta de las células ante las distintas velocidades. Estos encontraron que los espermatozoides eran capaces de detectar la velocidad y nadar en función de ella, desplazándose en un movimiento espiral en lugar de en línea recta en las zonas más cercanas a las paredes y pudiendo aguantar además “río arriba” durante varios minutos. El equipo se plantea ahora coger el relevo de los últimos estudios y comprobar si, tal y como estos sugieren, las células espermáticas cooperan en vez de competir para alcanzar el óvulo.


El descubrimiento mejora nuestra comprensión de la fecundación humana y sienta las bases para el diseño de técnicas de inseminación artificial más eficientes basadas en la selección de los espermatozoides diestros en natación.

Etiquetas: espermatozoides

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar