Las partes del cuerpo más eróticas según la ciencia

Investigadores británicos y sudafricanos las han buscado en lo que han bautizado como "la primera encuesta sistemática de la magnitud de las sensaciones eróticas de distintas partes del cuerpo".

Quizá la mayor sorpresa de esta investigación ha sido que la inmensa mayoría de los participantes en este estudio, unos 800 ciudadanos británicos y subsaharianos, no encuentran nada atractivos los pies, hasta el punto que las tres cuartas partes de ellos le daban un valor erótico de cero. Así que poco erotismo vas a poder conseguir dándole masajes en los pies a tu pareja. Estos resultados contradicen la extendida idea de que los pies son zonas erógenas porque los sensores de los pies en nuestro cerebro se encuentran cerca de la zona que recibe los impulsos nerviosos de los genitales. De hecho, señalan estos investigadores, es muy posible que se haya confundido el fetichismo que existe por unas piernas con media y tacones altos con su capacidad erótica.

Otro de los resultados más curiosos es que la mayoría de las personas suponen que las mujeres tienen una gran cantidad de zonas erógenas en su cuerpo mientras que el hombre solo tiene una, la obvia. Algo totalmente erróneo, aunque sí es cierto que ellas tienen un mayor número de zonas eróticas que ellos.

Otra de las sorpresas de esta investigación es que no se encontraron diferencias significativas en las respuestas en función del género, la nacionalidad, la edad o la orientación sexual. Solo aparecían pequeñas diferencias entre sexos, como que los hombres consideran más eróticas las manos que las mujeres o que para las mujeres lo es la parte de atrás de las piernas. Ahora bien, la cuestión que queda por resolver no es dónde están las zonas erógenas sino porqué existen.

Etiquetas: cuerpo humanocuriosidadesrelaciones sexualessexosexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar