Las mutaciones de esperma ponen en peligro a los hijos de padres adolescentes

Según el último estudio de la Universidad de Cambridge (Reino Unido), los adolescentes que se convierten en padres a esta edad son más propensos a tener hijos con problemas de salud que los que son padres a la edad adulta. La explicación, publicada en la revista JAMA Psychiatry, se basa en mutaciones en el esperma de los jóvenes.

 

Investigaciones anteriores ya habían determinado que los padres adolescentes tienen más riesgo de tener niños con autismo, con bajo cociente intelectual, con esquizofrenia o incluso con espina bífida; sin embargo, el porcentaje de riesgo es bajo en términos absolutos.

 

Para su estudio, los científicos, dirigidos por el genetista Peter Forster, analizaron el ADN de más de 24.000 padres y de su descendencia procedentes de Alemania, Austria, Oriente Medio y África. De los voluntarios, la madre más joven tenía 10,7 años de edad y la más mayor 52,1 años. En la parte masculina, el padre más joven tenía 12,1 años y el más mayor 70,1 años.

 

El análisis de los datos reveló que las células de esperma de los padres adolescentes tenían aproximadamente seis veces más mutaciones que los óvulos de las madres adolescentes; además contaban con un 30% de más mutaciones que las células de esperma de los padres más mayores (a partir de 20 años).

 

Aún no está claro por qué se producen estas mutaciones en el esperma de los adolescentes y se tiene conocimiento de que existen cerca de 1,5 nacimientos con patologías de salud en la población general por lo que entre los padres adolescentes representará que un 2% de sus hijos que nacerá con problemas. Sin embargo, “estos resultados no son motivo de pánico”, tranquiliza Forster.

 

Etiquetas: adolescentesespermagenéticasexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar