La píldora anticonceptiva vuelve a los hombres más atractivos

La píldora anticonceptiva puede alterar el atractivo que una mujer ve en un hombre; así lo afirma un nuevo estudio realizado por investigadores de la State University de Florida (EEUU). Según el trabajo, esta consecuencia desaparece cuando el tratamiento hormonal es suspendido, por lo que podría afectar a la futura satisfacción de la mujer si estas escogen a sus parejas estando ya bajo los efectos de la píldora.

 

Para llegar a esta conclusión, los expertos examinaron a 18 parejas de recién casados durante 4 años, durante los que fueron entrevistadas únicamente las mujeres, con preguntas acerca del uso de anticonceptivos o su nivel de satisfacción marital. Los resultados demostraron que las mujeres que empleaban anticonceptivos hormonales al conocer a sus actuales parejas, experimentaron una reducción de su nivel de satisfacción marital tras interrumpir el tratamiento, ya fuese para la búsqueda de embarazo o por otro motivo. Concretamente, el aspecto más sobresaliente de este cambio fue que las mujeres veían mucho menos atractivas a sus parejas y se sentían menos satisfechas con su matrimonio.

 

“Muchas formas de anticoncepción hormonal debilitan los procesos hormonales asociados con las preferencias por el atractivo facial. En consecuencia, las mujeres que comienzan su relación cuando están consumiendo anticonceptivos hormonales y luego dejan de tomarlos pueden empezar a priorizar señales de aptitud genética, como el atractivo facial de sus maridos, en mayor grado que cuando estaban tomando anticonceptivos hormonales”, explica Michelle Russell, líder del estudio.

 

Tomar los anticonceptivos después de comenzar una relación no pareció tener eco alguno en estos parámetros. “La investigación proporciona información adicional sobre las posibles influencias de los anticonceptivos hormonales en las relaciones, pero es demasiado pronto para dar recomendaciones prácticas relativas a las decisiones de planificación familiar de las mujeres”, sentencia Russell.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Science (PNAS).

 

Etiquetas: sexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar