Hombres y mujeres reaccionan de forma diferente a la infidelidad

Los investigadores llevaron a cabo un experimento con más de 1.000 personas.

Llamamos infidelidad tanto cuando nuestra pareja mantiene relaciones sexuales con otra persona, estén involucradas o no las emociones, como cuando esta establece una estrecha relación emocional con alguien, incluso si no se practica sexo. Pero, ¿reaccionamos de la misma forma los hombres y las mujeres ante ambos tipos de infidelidad que llamaremos infidelidad sexual e infidelidad emocional?

 

Un estudio con más de 1.000 participantes desarrollado por científicos de la Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología ha revelado que no: ambos reaccionamos de forma distinta ante la infidelidad. Entre las conclusiones del estudio publicado en la revista Personality and Individual Differences, se destaca que, mientras los hombres dan más importancia a la infidelidad sexual, las mujeres se la dan a la emocional.

 

¿Por qué sucede esto? “La psicología de los hombres y las mujeres es similar en la mayoría de las áreas - pero no cuando se trata de la reproducción”, explica Mons Bendixen, líder del estudio. Y es que las raíces de los roles culturales de género y la psicología evolutiva están implicadas en estas reacciones.

 

Para el experimento, los participantes recibieron al azar una de las 4 versiones de un cuestionario acerca de los celos; los expertos pidieron a la mitad de los encuestados que marcaran qué aspecto de la infidelidad les molestaba más, si la sexual o la emocional en distintos escenarios. Los 500 participantes restantes tuvieron que clasificar dichos escenarios con una cifra en una escala del 1 (no me molesta en absoluto) al 7 (me molesta muchísimo).

 

Al igual que en dos de nuestros estudios anteriores, encontramos diferencias sexuales claras en las respuestas de los celos entre los que tenían que elegir qué aspecto de la infidelidad era más molesto para ellos. También encontramos diferencias sexuales similares cuando se utilizó un paradigma de medida continua. Estas diferencias fueron notables, ya que se obtuvieron utilizando dos métodos alternativos de medición, y en una nación altamente igualitaria con una alta expectativa de inversión paterna como es Noruega”, dijo Bendixen.

 

Etiquetas: amorinfidelidadsexosexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar