El regaliz puede reducir la fertilidad

Hallan que un compuesto del regaliz provoca una disminución en la producción de estrógenos.

El regaliz, una planta perenne nativa de zonas de Europa y Asia, es también conocida como “raíz dulce”, debido a que su raíz contiene un compuesto que es alrededor de 50 veces más dulce que el azúcar. Se ha empleado durante siglos en la medicina, pues diversos estudios han mostrado que puede ayudar a evitar las úlceras pépticas, tratar la tos, la obesidad, el cuidado de la piel, los resfriados, reducir los sofocos de la menopausia y otros síntomas asociados, e incluso disminuir el riesgo de algunos tipos de cáncer. Pues ahora, un nuevo estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de Illinois (EE.UU.) ha descubierto que el regaliz puede tener implicaciones negativas para la fertilidad femenina.

 

Para su estudio, los expertos realizaron un experimento con ratones hembra. Expusieron los folículos antrales de las mismas a varias concentraciones del compuesto isoliquiritigenina o un compuesto de control durante 48-96 horas. Los folículos antrales están situados en los ovarios y expresan genes implicados en la producción de estrógeno y otras hormonas.

 

 

Los investigadores confirmaron que la exposición al compuesto de regaliz isoliquiritigenin redujo la expresión de genes relacionados con la producción de hormonas sexuales, causando una disminución en la producción de estrógenos, lo que en los seres humanos podría tener implicaciones serias para la fertilidad. Específicamente, identificaron una reducción mínima del 50% en la expresión de un gen para la aromatasa, una enzima responsable de convertir la testosterona en estrógeno.

 

Estas conclusiones son preliminares y se necesitan más estudios; sin embargo, el equipo cree que estos primeros resultados sugieren que el isoliquiritigenin tiene el potencial de promover problemas reproductivos y otros problemas de salud.

 

SEGURO QUE TE INTERESA...

En general, cuando se comienzan a tener niveles hormonales más bajos, podríamos empezar a tener problemas no solo con la reproducción, porque el estrógeno también es importante para un cerebro saludable, huesos sanos, un sistema cardiovascular saludable... Si los niveles siguen bajos durante demasiado tiempo, podríamos tener problemas con estos sistemas. No hemos demostrado que eso sea así, pero es una posibilidad”, explica Jodi Flaws, líder del trabajo.

 

El estudio ha sido publicado en la revista Reproductive Toxicology.

 

Etiquetas: alimentaciónfertilidadsaludsexualidad

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar