El buen sexo nos hace más felices

Practicar buen sexo nos hace más felices. Puede que algunas personas tuviesen alguna intuición acerca de esta afirmación. De hecho hasta ahora ya existían algunas investigaciones que apuntaban en ese sentido.

 

Un estudio realizado en 2004 con unos 16.000 participantes norteamericanos encontró que la felicidad se correlacionaba positivamente con la actividad sexual, al menos en ese país.

 

No obstante, una de las críticas que se hizo a aquel estudio fue que, más allá de la relación entre ambas variables, no se podía saber si era la actividad sexual era la que producía la felicidad o si sucedía a la inversa, es decir, si las personas más felices eran las que practicaban más sexo.

 

Para profundizar más en estos temas, Zhiming Cheng y Russell Smyth, dos investigadores de diferentes universidades australianas, llevaron a cabo un estudio con 3800 adultos procedentes de China, con la intención de averiguar cómo es la relación entre el sexo y la felicidad en una población distinta de la norteamericana.

 

Se les pasó una encuesta en la que se les preguntó una cuestión parecida a esta: “De forma general, ¿cómo dirías que las cosas te van en estos días – dirías que eres muy feliz, feliz, infeliz o muy infeliz?”. Además, su actividad sexual se exploró con preguntas acerca de la frecuencia con la que se practicaba el sexo, el número de parejas sexuales y la satisfacción obtenida con el sexo.

 

Los resultados, publicados recientemente en la revista Journal of Economic Behavior & Organization (2015) mostraron que aquellos individuos que practicaban más sexo y de mejor calidad (valorado en cuanto a satisfacción emocional y física con su pareja sexual) eran más felices.

 

Además, y posiblemente chocante para algunos, los investigadores encontraron que el número de parejas sexuales que maximizaba la felicidad era una sola, lo que significa que a más parejas sexuales, menor felicidad obtenida. De hecho hallaron que involucrarse en relaciones extramaritales se relacionaba negativamente con la felicidad.

 

Finalmente, los datos mostraron que practicar sexo ‘sin ganas’ o de forma no deseada también se relacionaba con sentirse menos felices tanto en hombres como en mujeres.

 

Conclusión: el sexo, además de ser una distracción en algunas situaciones como conducir, es importante para una vida feliz, aunque no vale cualquier sexo, su calidad también cuenta. No te despistes y cuida también esa faceta de tu vida.

 

Marisa Fernández, Neuropsicóloga Senior, Unobrain

 

 

Etiquetas: felicidadsaludsexo

Continúa leyendo

CONTENIDOS SIMILARES

COMENTARIOS

También te puede interesar